4 ideas de cómo limpiar las gafas sin rayarlas ni mancharlas

Muy pocas cosas pueden ser tan molestas como el uso de un par de lentes rayados o desgastados. Esos pequeños rasguños, que pueden parecer inofensivos al principio, cuando se agrupan y nos obligan a mirar a través de ellos, es como mirar a través de una densa niebla. Incluso un solo rasguño, si tiene suficiente profundidad o apareció en el lugar equivocado, puede afectar significativamente su visión y también causar fatiga visual.

Entonces es imprescindible encontrar una buena manera de cómo limpiar las gafas sin rayarlas, así como escogemos las más adecuadas para nuestro rostro, porque un porcentaje alto de lentes con rayones, se produce precisamente en el momento del limpiado. Lavar con agua y secarlos con toalla dejan rastros de pelusa. El paño de alcohol isopropílico tampoco sirve mucho porque no logra eliminar toda la grasa. Aquí analizaremos algunas técnicas para limpiar las gafas, evitando al máximo empeorar el estado de sus lentes.

Maneras de limpiar los lentes sin rayarlos

  1. Gafas limpiasMicrofibra: El mejor material para el secado o limpiando de los lentes es un paño de microfibra. Se encuentran en la sección de gafas de las tiendas o en las oficinas de optometristas. Algunas veces vienen con las gafas que se compran. La microfibra está compuesta de pequeñas fibras de nylon y poliéster que están diseñadas para evitar que se rayen los cristales. Sólo hay que asegurarse de usar un paño de microfibra junto con agua o un aerosol de gafas. Si las partículas están presentes en sus lentes, los paños de microfibra los retirarán de la superficie.
  2. No usar cualquier paño: Es bastante común limpiar los anteojos con un trapo cualquiera o con la parte inferior de la camisa y pensar que esto es inofensivo, sobre todo si el material está hecho de algodón, pero resulta que la ropa atrapa partículas pequeñas de suciedad y usted las está frotando en sus lentes. Además, los detergentes y suavizantes utilizados para lavar la ropa pueden ser perjudiciales para los lentes, marcos y revestimientos. Incluso los tejidos y toallas de papel suaves pueden causar daños. Parecen bastante suaves al tacto pero pueden contener fibras abrasivas que son destructivas para los anteojos con el tiempo, y al igual que la ropa, recogen las partículas de suciedad y polvo.
  3. Jabón para platos: Se trata de colocar un poco de jabón líquido para lavar platos en uno de los lentes, a continuación, se utilizan los dedos para frotar suavemente el líquido en ambos lados de los dos cristales. Cuide sus gafas así como cuida sus ojos y evita la aparición de ojeras. No use los dedos para retirar el jabón de los lentes, esto debe hacerse únicamente con el agua. El jabón de platos se especializa en arrancar la grasa, eso es lo que nos dicen en los comerciales, pero si la grasa no se desprendió definitivamente, se puede repetir el ejercicio varias veces. Utilice un paño de microfibra para limpiar suavemente las gotas de agua que quedan.
  4. Los sprays de gafas también son recomendados, están diseñados para eliminar las partículas sin dañar sus lentes, la clave está en adquirirlos en las tiendas de gafas. No deben usarse los sprays para vidrios de hogar.

Por M. R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *