10 Propiedades Del Aceite De Girasol Para La Piel Y El Cabello

El aceite de girasol es una forma natural de mantener una buena piel, gracias a sus propiedades calmantes y emolientes (humectante). Siendo rico en nutrientes y antioxidantes, es ampliamente utilizado con fines medicinales y cosméticos y se ha encontrado que es eficaz contra el acné, el eczema, la inflamación, el enrojecimiento general y la irritación de la piel. A continuación los beneficios que posee el aceite de girasol en tu piel y tu cabello. Conoce las bondades que contiene el aceite de girasol para restaurar y mantener la piel y el pelo.

Beneficios de aceite de girasol para la piel a continuación:

  1. El aceite de girasol tiene un contenido extremadamente alto de vitamina E en comparación con otros productos de cuidado de la piel como el aceite de almendra o la manteca de karité. La vitamina E es esencial para prevenir el daño de las células de la piel por la luz ultravioleta o los rayos UVA del sol. La vitamina E mejora la apariencia y la salud de la piel mediante la prevención de cicatrices y la suavización de las arrugas existentes. Para ayudar aún más a disimular las arrugas, tenemos una lista efectiva de aceites naturales para eliminar las arrugas de la cara. Todos estos aceites son 100 por ciento naturales y por lo general no producen alergias o efectos secundarios no deseados en la piel.
  2. Debido a sus propiedades emolientes, el aceite de girasol ayuda a la piel a retener su humedad. El uso de aceite de girasol como una loción sobre la piel de los bebés prematuros actúa como una barrera protectora y el masaje con este aceite ayuda a reducir la infección de la piel en casi un 14 por ciento. Por lo tanto, el aceite de girasol se puede utilizar en su cuidado diario de la piel.
  3. El aceite de girasol también es rico en vitaminas A, C y D y carotenoides y ceras saludables que forman una barrera protectora sobre la piel. Por lo tanto, este aceite es eficaz para el tratamiento del acné. Al ser excepcionalmente ligero y no grasoso, es absorbido fácilmente por la piel, sin ninguna obstrucción o bloqueo de los poros. Su gama de vitaminas y ácidos grasos actúan como antioxidantes para regenerar las células de la piel y ayudan a deshacerse las bacterias causantes del acné presentes en la piel.
  4. Las propiedades antioxidantes del aceite de girasol ayudan a prevenir los signos prematuros de envejecimiento. La exposición a los radicales libres y a la luz solar aumenta la tasa de envejecimiento de la piel, provocando la aparición de arrugas y líneas finas a una temprana edad. Los antioxidantes en el aceite de girasol reducen el riesgo de desarrollar estos signos prematuros de envejecimiento.
  5. Siendo naturalmente emoliente, el aceite de girasol mejora la capacidad de retención de humedad de la piel y es beneficioso para las personas con piel seca, deshidratada o sensible. Una mezcla de aceite de girasol y de ricino es eficaz para lograr una piel flexible y eliminar las células muertas y las impurezas. Esta mezcla se puede utilizar como un limpiador y no hay necesidad de usar una crema hidratante ya los aceites contienen ácidos grasos y vitaminas para humectar la piel.
  6. El beta-caroteno es un compuesto ricamente pigmentado, soluble en grasa que se puede convertir en vitamina A y sus propiedades antioxidantes son beneficiosas para la apariencia y la salud de la piel. El aceite de girasol es una excelente fuente de beta-caroteno. El consumo de este compuesto hace que su piel sea menos sensible al sol. El contenido de antioxidantes neutraliza los radicales libres que penetran la piel, causando quemaduras solares y otros tipos de daños solares tales como el cáncer de piel.
  7. El aceite de semillas de girasol es un aceite de buena calidad ya que es ligero en textura y muy adecuado para el cuidado de los ojos y la piel. Es adecuado para la piel normal y la seca y se utiliza cada vez más en aromaterapias debido a su suave aroma y ligera textura. Es utilizado en productos para la piel y crea una sensación de suavidad en la piel.

semillas de girasol y aceite de girasol

Beneficios para el cabello del aceite de girasol:

Al igual que con la piel, el aceite de girasol también tiene un efecto hidratante en el pelo. Su amplia gama de nutrientes y antioxidantes, junto con los ácidos grasos esenciales hacen que sea extremadamente beneficioso para el cabello. Los siguientes son los beneficios del aceite de girasol para el cabello.

  1. Debido a su textura ligera y suave sabor, el aceite de girasol suaviza el cabello y le proporciona un agradable brillo. El aceite de semillas de girasol ayuda a controlar el encrespamiento, combate la sequedad y los daños, y deja el pelo manejable. Este versátil aceite mantiene el brillo y la textura de su cabello y se puede utilizar como un acondicionador natural. Por otra parte existe una lista de aceites naturales para humectar el cabello. El aceite de girasol se puede aplicar y masajear sobre el cuero cabelludo antes de un baño una vez a la semana para obtener los máximos beneficios.
  2. El aceite de girasol es una importante fuente de ácido gamma linolénico (GLA), el cual ayuda a prevenir el adelgazamiento del cabello. Es eficaz para tratar la caída del pelo, la calvicie y la alopecia areata, que se caracteriza por parches redondos de calvicie.
  3. Al ser extremadamente ligero, el aceite de girasol ayuda a acondicionar el pelo grasoso. Nutre el cabello y evita la rotura. El aceite de girasol también ayuda a combatir la caspa en el cuero cabelludo. Conoce más acerca de los mejores aceites esenciales para el control de la caspa aquí. A continuación veamos algunos datos nutricionales que posee el aceite de girasol.

Valores nutricionales del aceite de girasol:

El aceite de semillas de girasol es considerado como uno de los aceites más saludables debido a su variedad de nutrientes que promueven la salud. Este aceite es rico en vitaminas E, B1, B5, B6 y C, además de minerales como el cobre, el fósforo, el zinc y el magnesio. El ácido fólico, el potasio, el calcio, la riboflavina, la niacina y el hierro que se encuentran en el aceite de semillas de girasol lo convierten en una opción muy saludable con varios beneficios para la salud.

Básicamente existen varias variedades de aceite de girasol con diferentes combinaciones de ácidos grasos. Los más conocidos son el linoleico y el oleico alto. La diferencia entre las  variedades se puede atribuir a los diferentes porcentajes de grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y saturadas. Todos estos son bajos en grasas saturadas y, por lo tanto, muy nutritivos. El perfil nutricional del aceite de girasol se explica a continuación.

– Grasas: el aceite de un girasol es bajo en grasas saturadas y alto en grasas insaturadas saludables. El aceite de girasol linoleico tiene un alto contenido de grasas poliinsaturadas, en particular ácidos grasos omega-6 que están implicados en procesos tales como la formación de un cabello fuerte y la curación de heridas. El aceite de girasol alto oleico está compuesto en su mayoría de la grasa monoinsaturada omega-9 la cual es útil para la conservación de la memoria, la prevención del cáncer y la reducción de la presión arterial.

– Antioxidantes y fitoquímicos: Los antioxidantes y fitoquímicos proporcionan protección contra las enfermedades al combatir los radicales libres. El aceite de girasol está compuesto por una variedad de antioxidantes y fitoquímicos como la vitamina E, la betaína, el ácido fenólico, la colina arginina y los lignanos. Todos estos tienen la capacidad de combatir el cáncer, mejorar la memoria y promover la salud cardiovascular. Los altos niveles de antioxidantes y fitoquímicos hacen que el aceite de girasol sea una excelente opción para aumentar el contenido de nutrientes de los alimentos que se cocinan al horno o se preparan en él.

– Bajo colesterol: Los estudios han demostrado que el consumo de aceite de girasol puede resultar en niveles más bajos de colesterol malo LDL y, por lo tanto, proporciona protección contra las enfermedades del corazón. Así que se puede utilizar como un sustituto de las grasas saturadas para reducir los niveles de colesterol malo.

Debido a su amplia gama de beneficios para la salud, la piel y el cabello, el aceite de girasol es considerado como uno de los aceites más saludables y, en general se prefiere sobre otros aceites más pesados ​​como los aceites de coco, de almendra, de cártamo y de oliva. Sin embargo, para aprovechar sus beneficios, es recomendable consumirlo en pequeñas cantidades, ya que tiene algunos efectos secundarios asociados.

El consumo de altas cantidades de este aceite podría aumentar la insulina o el azúcar en la sangre y aumentar el riesgo de desarrollar aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) en personas con diabetes tipo 2. Debido a su alto contenido de ácidos grasos omega-6, el consumo en exceso podría causar cáncer de mama y de próstata en mujeres post-menopáusicas. Por lo tanto, la dosis apropiada de este aceite se debe establecer después de considerar factores como la edad, la salud y otras condiciones. Es aconsejable consultar a un médico antes de utilizar estos productos naturales.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *