Acondicionador casero para el cabello

Acondicionador casero para el cabello. Miel (Mel despumatum Syn.), Esta dulce sustancia pegajosa es producida por las abejas a partir de diferentes tipos de néctar de flores. Se le usa en cosméticos por sus propiedades emolientes, colorantes y saborizantes. Veamos la receta especial para preparar un acondicionador hecho a base de estos ingredientes faciles de conseguir en una cocina.

Acondicionador de miel y romero para el cabello

Los extremos de temperatura que sufrimos durante el invierno pueden estropear hasta el cabello más radiante. Este acondicionador mezcla miel para dar brillo, aceite de oliva para humectar y aceite esencial de romero para estimular el crecimiento del cabello.

  • ½ taza de miel
  • ¼ de taza de aceite de oliva tibio (2 cucharadas para cabello grasoso o normal)
  • 4 gotas de aceite esencial de romero
  • 1 cucharadita de goma xántica (disponible en tiendas de alimentos saludables)

Combine todos los ingredientes en un tazón pequeño y revuelva. Vierta en una botella de plástico con tapa.

Aplique una pequeña cantidad sobre el cabello ligeramente húmedo. Masajee el cuero cabelludo y distribuya la mezcla hasta que cubra la extensión completa del cabello. Cubra el cabello con una toalla tibia (puede entibiar la toalla en un horno microondas o con un secador) o con un gorro de ducha. Deje actuar por 30 minutos. Retire la toalla o el gorro y lave la cabeza en agua fría con un poco de champú. Seque y disfrute de un cabello más brillante, suave y saludable.

Mascarilla de miel y aceite de rosas

Rejuvenezca y reponga su piel. El aceite de almendra dulce, ligero y de fácil absorción, suaviza y nutre la piel. Y la miel es un humectante natural que puede incluso dejar una piel cansada como nueva.

  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de aceite de almendra dulce
  • 5 gotas de aceite esencial de rosas
  • 1 gota de aceite de vitamina E

Mezcle la miel, el aceite de almendra dulce y el aceite esencial de rosas. Aplique masajeando con las yemas de los dedos sobre rostro y cuello previamente lavados. Deje actuar por 15 minutos y luego retire con agua tibia. Séquese suavemente para descubrir una piel nueva y fresca.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.