Acondicionadores caseros para un cabello liso y suave.

Te imaginas poder preparar tu propia crema de acondicionador casero para tu cabello? Es hora de ponerle un ALTO a esos acondicionadores artificiales cargados con productos químicos que le hacen más daño que bien a tu pelo y empieza a usar estos acondicionadores naturales que los puedes preparar fácilmente en tu cocina. En esta ocasión, acondicionadores hechos en casa a base de ingredientes 100% naturales.

Acondicionador a base de aceite de oliva, banano y miel

Este acondicionador natural es ideal para un cabello suave y sedoso, aquellos que buscan un cabello lacio pueden usarlo también. El secreto está en el banano que minimiza la pérdida por daños y el aceite de oliva que penetra profundamente en el cabello proporcionándole hidratación.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • Un banano en puré
  • ½ de mayonesa

Instrucción:

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente de vidrio batiéndolos bien. Enjabona el cabello con ésta desde la raíz hasta la punta. Usa un gorro de ducha y deja actuar por 40 minutos. Luego lávate muy bien con agua normal o tibia, no uses agua caliente para el lavado. Luego lava con un champú suave.

Acondicionador natural de aceite de coco y miel

Este acondicionador natural está lleno de la riqueza de la miel que ayuda a la hidratación de las hebras ásperas, además de la bondad del aceite de coco que compensa la pérdida de queratina. Ayuda a la hidratación y el fortalecimiento de los folículos pilosos desde la raíz hasta la punta.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de coco puro

Instrucción:

Mezcla los ingredientes en un tazón pequeño de vidrio y calienta la mezcla indirectamente colocando el tazón sobre agua caliente. Aplícala completamente sobre el cabello húmedo y el cuerpo cabelludo. Colócate un gorro de ducha dejando actuar por media hora, luego enjuaga normalmente.

Acondicionador  casero de miel, leche y canela

Este nutritivo acondicionador natural es rico en las proteínas de la leche como la caseína y suero los cuales dan volumen, humedad y brillo. La canela ayuda a mejorar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y las raíces haciendo el cabello fuerte y saludable.

Ingredientes:

  • ¼ de copa de mayonesa
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • 2 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 huevos

Instrucción:

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente de vidrio y caliéntalo ligeramente sobre un recipiente con agua caliente. Aplica la mezcla tibia sobre el cuero cabelludo y el cabello dejándola reposar por media hora. Usa un gorro de ducha y fíjalo con una toalla para que no se salga la mezcla. Lava muy bien con agua y luego lava con un champú suave.

Acondicionador de aguacate, manteca de Karité y vinagre de cidra de manzana

Este hidratante acondicionador hecho en casa es ideal para aquellos que tienen cabello ondulado dado que proporciona espesor, lubricación y deslizamiento ayudando a desenredar el cabello y enderezar las torceduras.

Ingredientes:

  • 1 aguacate en puré
  • 3 cucharadas de vinagre cidra de manzana
  • ½ de manteca de Karité

Instrucción:

Mezcla todos los ingredientes en una licuadora e incorpóralos muy bien.

Acondicionador de naranja, yogur y leche de coco

Las propiedades naturales del acondicionador de naranja ayuda a mantener la suavidad, brillo y fuerza en el cabello. La vitamina C y los bioflavonoides presentes en las naranjas evitan la rotura del cabello y estimula su crecimiento. La vitamina E y las grasas del aceite de coco hidratan y nutren el cabello.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de jugo de limón
  • 1 copa de yogur natural
  • ¼ de copa de leche de coco
  • un huevo
  • ¼ de copa de jugo de naranja

 

Instrucción:

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente y aplica la mezcla sobre el cabello húmedo, luego coloca un gorro de baño. Deja reposar durante media hora y lava bien con champú suave.

Premia a tu cabello con las bondades saludables de la naturaleza y no olvides compartir tu acondicionador casero para el cabello con nosotros.

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *