Cómo Usar El Agua De Arroz Para Una Piel Y Un Cabello Hermoso

La próxima vez que cueza arroz, piénselo dos veces antes de tirar el agua. El agua de arroz es rica en minerales y vitaminas de belleza que hacen que sea fantástica para la piel y el cabello. Las mujeres asiáticas han utilizado el agua de arroz durante siglos para embellecer el pelo, la cara y la piel. Aprenda a utilizar el agua de arroz en vez de tirarlo. Conoce más acerca de las bondades que contiene el agua de arroz para mejorar la piel y el pelo.

¿Qué es el agua de arroz?

El agua de arroz, en su forma más simple, es el agua que queda después de lavar el arroz a la hora de prepararlo para comer. A pesar de que existen efectivos trucos para limpiar el cutis grasoso, el agua de arroz es un método simple y económico para tener similares resultados. Se puede concentrar o diluir e incluso fermentar para liberar la mayoría de sus beneficios.

El agua de arroz contiene nutrientes que pueden fortificar el cabello y renovar la piel cuando se utiliza como un lavado facial o un enjuague capilar, y a diferencia de muchos productos para la piel o el cuidado del cabello en el mercado comercial, es una manera fácil y natural de cuidar la piel y el pelo.

El agua de arroz es el secreto mejor guardado de Asia

El agua de arroz se ha utilizado desde la antigüedad en la medicina oriental para mantener la piel flexible y de apariencia juvenil y para hacer crecer el pelo fuerte y brillante, en lugares a lo largo del continente asiático. Usted no encontrará ningún sulfato o silicato en un tazón de agua de arroz, y la mejor parte es que se puede preparar rápidamente en la comodidad de su propia casa por un precio que no tiene comparación.

Tradicionalmente, las mujeres agricultoras de arroz en Japón solían sumergirse y bañarse en el agua utilizada para limpiar el arroz blanco.

En el período Heian, ya en el siglo IX, las mujeres de la corte imperial japonesa utilizaban el agua de arroz fermentada para mantener el cabello largo, saludable y hermoso. Su hermoso pelo largo llegaba hasta el suelo. Se decía que estas damas de la corte se peinaban el cabello todos los días usando Yu-Su-Ru, que es el agua de enjuague obtenida del lavado del arroz.

Las mujeres de la etnia Yao de la aldea Huangluo en China es un testimonio de esta tradición. Donde las mujeres de la minoría de la etnia Yao residen, un corte de pelo es algo que no sólo es poco frecuente, sino que por lo común no hace en absoluto, y su cabello es muy largo (¡a menudo más de 6 pies de largo!), abundante, oscuro y bien brillante ya en sus últimos años. ¿Cuál es su secreto?

De acuerdo con un artículo publicado en el diario China Daily, el secreto para mantener su pelo oscuro y limpio es lavarlo con agua de arroz. Es un champú y acondicionador natural para el cabello.

 

Agua de arroz para el cabello y la piel – las Investigaciones

En una propuesta de investigación que detalla un proyecto destinado a la creación de productos más eficaces para el cuidado del cabello en la instalación Spring-8 de Japón, una sustancia específica encontrada en el agua de arroz, denominada inositol, demostró ser útil para mejorar la elasticidad del cabello y reducir la fricción en el pelo dañado. Esto condujo a notables mejoras en la salud general del cabello.

Cómo preparar agua de arroz para la piel y el pelo

Si desea ver si el uso de agua de arroz como parte de su propia rutina de cuidado del pelo y la piel puede ser beneficioso para usted, aquí están algunas rápidas y fáciles recetas para la preparación de un lote de agua de arroz:

Qué arroz utilizar

Integral, blanco de grano largo, blanco de grano corto, jazmín, o cualquiera que tenga a la mano.

Método 1: Agua de arroz cocido

Para preparar un concentrado de agua de arroz para utilizarlo durante toda la semana en su forma diluida como un lavado facial o enjuague para el cabello, prepare arroz como lo haría normalmente, pero utilice de dos a tres veces la cantidad de agua que generalmente usa.

Una vez que el arroz se haya cocinado, cuélelo. El agua sobrante será de un vibrante color blanco, y contendrá una alta concentración de nutrientes. Sin embargo, no lo use con toda su potencia. En su lugar, diluya unas cuantas cucharadas de agua de arroz concentrada en una taza de agua limpia, logrando una mezcla ligeramente lechosa.

Utilice esta solución diluida para lavarse la cara o para tratarse el cabello, y almacenar el concentrado sobrante en el refrigerador en un recipiente tapado durante un máximo de una semana.

Método 2: Método rápido sin cocción

Si desea extraer agua de arroz de forma rápida y no quiere pasar por la molestia de diluir y almacenar, simplemente tome dos tazas de agua y agregue una media taza de arroz durante 15 minutos. Cuele el arroz del agua y utilice esta agua de arroz para lavarse la cara, el pelo, o ambos.

Método 3: Agua de arroz fermentada

Se cree que el agua de arroz fermentada es especialmente buena para el cabello debido al cambio de pH le ocurre al agua durante el proceso de fermentación (el proceso hace el pH del agua de arroz tenga mayor afinidad con el pH natural del cabello, y provoca la liberación de una sustancia química llamada pitera que puede estimular la regeneración de las células). El método para prepararlo requiere algunos pasos adicionales, pero los resultados bien valen la pena.

Para preparar el agua de arroz fermentada, prepare agua de arroz de acuerdo con el método rápido sin cocción indicado anteriormente y déjela reposar en un frasco a temperatura ambiente durante uno o dos días (en climas más cálidos, el proceso de fermentación tardará menos tiempo). Cuando un surja un ligero olor agrio del agua de arroz, detenga el proceso de fermentación almacenando la solución en la nevera y utilice esta agua de arroz tanto para tonificar la piel como para enjuagar el cabello.

El agua de arroz fermentada es muy potente, así que es mejor diluirla con 1-2 tazas de agua tibia antes de usarla.

Lávese la cara con agua de arroz a diario antes de irse a la cama, y utilícela en su cabello como enjuague final no más de una o dos veces por semana, piense en ella como si se tratará de un acondicionador profundo, donde un poco rinde bastante.

Los beneficios se mantienen incluso después de que se haya enjuagado, por lo que se puede lavar y enjuagar como lo haría normalmente sin ningún temor a que se produzca una acumulación antiestética.

Cómo utilizar Arroz Agua para la piel y el cabello

Puede utilizar agua de arroz todos los días como parte de su rutina de limpieza para el cuidado de la piel, por la mañana o por la noche. Para el cabello se recomienda utilizarla una o dos veces a la semana, bien sea como lavado para el cabello o como un enjuague final.

Últimos consejos para el agua de arroz:

– Utilice el agua de arroz como un sustituto natural para su tónico estándar que también puede ayudarle a reducir el tamaño de los poros de su piel. Otra opción es añadir agua de arroz a estos 8 remedios naturales para reducir el tamaño de los poros. Simplemente aplique un poco de agua de arroz en su cara y masajee suavemente sobre su piel por un par de minutos. También le pueden ser útil estas mascarillas caseras a base de frutas si desea intentarlas en casa. Con el uso regular usted notará la piel suave, firme y radiante.

– Utilice el agua de arroz como parte de su limpiador de rostro y cuerpo para preparar un lavado para la cara o el cuerpo.

– También se puede utilizar como parte de su máscara facial humectante y también puede añadir unas gotas de estos aceites esenciales para un mejor cuidado de la piel.

– Añada agua de arroz a estos baños de tina para limpiar, relajar y rejuvenecer su cuerpo. Llene una pequeña bolsa de muselina con 1/2 taza de arroz y coloque la bolsa de muselina en el agua y sumergirse en la tina.

– Enjuagar el pelo con agua de arroz aporta brillo a su cabello y ayuda a mantenerlo fuerte y sano. También se puede añadir al agua del arroz unas pocas gotas de estos aceites esenciales para un cabello fuerte y brillante. Después del champú, vierta agua de arroz en su cabello. Masajee suavemente el cuero cabelludo y el pelo y deje actuar durante 4 a 5 minutos. A continuación, enjuague el cabello a fondo con agua corriente. Utilice una o dos veces a la semana como un enjuague final.

Por último, Elabore un exfoliante corporal utilizando el arroz sobrante de la preparación del agua de arroz. Para elaborar el exfoliante, muela el arroz y mézclelo con 1 o 2 cucharaditas tanto de aceite de oliva como de jugo de limón (puede adicionar unas gotas de su aceite esencial favorito) y frótelo en la piel para exfoliarla y nutrirla.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *