Aprenda cómo dar forma a los rulos y aumentar su volumen

El pelo rizado nunca pasará de moda. Si su cabello es muy lacio o si tiene menos pelo del que quisiera, tiene que saber que añadiendo rizos a su cabello podrá dar la sensación de aumentar en cuerpo o volumen su cuero cabelludo. No obstante, los tratamientos térmicos como rodillos, secadoras y rulos, pueden enfrentarla a consecuencias negativas como la caída del cabello o el secado de su pelo.

En definitiva, lo mejor es acceder a los trucos y formas naturales para cómo dar forma a los rulos y obtener esos rizos que mantendrán su pelo como debe ser, libre de productos químicos y duras sesiones de calor, reduciendo así los riesgos de irritación del cuero cabelludo, la caspa y otros problemas de la piel. A continuación, cómo hacer rulos de manera sencilla y natural.

Cómo rizar el cabello de manera natural

  • Hacer rulosAtar el pelo en lo alto de un moño: Esta fórmula es de las más sencillas, consiste en atar el cabello mojado para así conseguir los crespos. Se saca todo el cabello hasta la corona. Se da un giro al pelo y se envuelve, atándolo en forma de moño en la coronilla. Debe asegurarse con un elástico o con pasadores. Se mantiene así durante bastantes horas o de ser posible, toda la noche. Después hay que abrir la bola de pelo para obtener ondas sueltas y preciosas en su cabello.
  • El trenzado: Si se desean pequeños rizos apretados, lo que hay que hacer es tomar pequeñas secciones de cabello y hacer algunas múltiples trenzas con el cabello mojado. Estas deben mantenerse durante toda la noche. Con estas trenzar se obtendrán rizos en espiral estilo rock. El inconveniente que hay, para cómo dar forma a los rulos, es que no se puede lavar el pelo, porque al hacerlo se corre el riesgo de perderá los rizos. Para lograr grandes rizos redondos, todo lo que se necesita es hacer de tres o cuatro trenzas sueltas en su cabello. De esta manera usted obtendrá hermosas trenzas que seguramente serán el centro de atracción.
  • Rodillos: Para el siguiente método de rizado de pelo, se requieren los rodillos de velcro o rulos. Debe peinar muy bien el pelo para que este quede liberarlo de todos los nudos o enredos. A continuación, se separa el cabello por secciones, en función del tipo de rizos que desee. Se tome cada sección y se empieza a rodar en el velcro hacia adentro o hacia afuera. Luego se asegura firmemente con un clip de mariposa. Para terminar, se seca con aire caliente durante 5 minutos y luego con aire frío durante 3 o 4 minutos más. De esta manera se mantiene durante otros 15 minutos, antes de abrir los rodillos. Se sorprenderá con las extensiones de pelo rizado que ganará con esta práctica.
  • Tiras de tela: Para desarrollar esta técnica también se pueden utilizar calcetines no usados. Se reparte el pelo húmedo en pequeñas secciones, se coloca una tira de tela o un calcetín en la punta del pelo y se va rodando hasta llegar al lugar donde usted quiere que comiencen sus rizos. Cuando se llega al final se amarra cuidadosamente. La idea es mantenerlo así toda la noche. En la mañana descubrirá rizos bien hechos que solamente requerirán una alborotadita con sus manos.
  • Usar una banda elástica: Usted también puede hacer algunas secciones en el cabello húmedo, torcerlas apretando mucho y asegurarlas en conjunto con una banda elástica. Déjelo durante la noche o por unas horas y luego puede deshacerlo. Este método también le ayudará a asegurar los súper rizos. No obstante, depende de usted, si desea ondulados profundos o más suaves. Todo lo que puede hacer es correr sus dedos a través de él y dejarlo suelto.

Recuerde que estas técnicas sencillas funcionan mejor con el cabello húmedo. Durante la noche los nudos y aseguramientos de pelo deben ser aguantables, para no maltratar el cabello ni ganarse un dolor de cabeza. Éxitos con sus rulos.

Por M. R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.