6 Propiedades De Un Baño Mineral Caliente

Durante decenas de años, las culturas han reconocido los tremendos beneficios curativos de las aguas termales minerales. Cuando observamos las aguas termales del mundo y los manantiales minerales conocidos por sus propiedades curativas, notamos que son extremadamente altos en contenido mineral de sulfato. El baño caliente previene los resfriados y los virus, reduce el estrés, mejora el sueño, fortalece la circulación sanguínea, estimula el sistema inmunológico y desintoxica el cuerpo.

A medida que el agua pasa a través de capas de roca en la tierra, acumula más de 100 minerales naturales, incluyendo calcio, cloruro, hierro, magnesio, potasio, silicato, sodio, litio y sulfato. Se ha dicho que bañarse o beber el agua mineral de estos manantiales curativos sirve para curar todo, desde reumatismo hasta la obesidad. La combinación sinérgica de calor y minerales en el agua produce un efecto terapéutico que va más allá de la relajación.

baño mineral caliente_resize

En Japón, hay miles de onsen o calientes manantiales de aguas termales debido a la prevalencia de terremotos y actividades volcánicas en el país. Cada onsen tiene sus propios efectos curativos peculiares debido a su mezcla mineral particular. La buena noticia es que, podemos disfrutar de los mismos efectos rejuvenecedores del onsen en las comodidades de nuestra casa. Con agua caliente del grifo y la adición de sales minerales naturales, podemos tener nuestro propio “onsen” en nuestra bañera que beneficiará a toda la familia.

Ahora, las últimas investigaciones muestran que los baños calientes pueden desempeñar un papel importante en estimular su sistema inmunológico, mejorar el sueño, ayudar a las condiciones de la piel como el eczema e incluso aliviar los trastornos médicos graves. El baño caliente es una forma simple de hidroterapia que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades.

6 asombrosos beneficios  de un sencillo baño mineral caliente.

 

1) Un baño mineral caliente promueve un mejor sueño

Es imposible tener buena salud sin sueño de calidad. Sin embargo, hasta un 20 por ciento de la población general puede tener problemas para quedarse dormido por la noche. El sueño es esencial para nuestro bienestar. El sueño profundo y relajante desarrolla la resistencia del cuerpo a las enfermedades, promueve la curación y permite una profunda restauración física y mental.

 

Para un sueño profundo y relajante, se aconseja: Establecer una rutina regular y relajante para acostarse, como sumergirse en un baño caliente o en una tina caliente. Un baño caliente induce la relajación de los músculos tensos y estimula el aumento de la temperatura corporal. La consiguiente disminución de la temperatura corporal después del baño refuerza el ritmo circadiano o el “reloj del sueño” interno, que regula nuestro sueño. Esto le ayudará a conciliar el sueño más rápido y dormir más profundamente.

 

2) Un baño mineral caliente promueve la pérdida de peso y mejora la diabetes

Un estudio sugiere que un baño en la tina caliente simula los beneficiosos efectos del ejercicio. Los diabéticos que pasaron sólo media hora en un jacuzzi pudieron reducir sus niveles de azúcar en la sangre en casi un 12 por ciento. Esto se atribuye al aumento de la circulación sanguínea, lo que resulta en una mejor regulación de la insulina. Los participantes también perdieron casi cuatro libras después de tres semanas sin hacer ningún cambio en su dieta, hábitos de ejercicio u otros factores de estilo de vida

 

3) Un baño mineral caliente aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación celular

La inmersión en un baño caliente hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que disminuye la resistencia al flujo sanguíneo, aumentando así la circulación sanguínea y bajando la presión arterial. Esto también promueve el flujo de sangre rica en oxígeno en todo el cuerpo, lo que mejora la nutrición de órganos y tejidos. El aumento en el flujo sanguíneo también ayuda a la eliminación efectiva de las toxinas del cuerpo.

 

4) Un baño mineral caliente reduce el dolor

Las investigaciones han demostrado que las inmersiones en agua caliente hacen maravillas para todo tipo de dolencias musculo-esqueléticas, incluyendo fibromialgia, artritis y dolor lumbar. Un baño caliente hace que las articulaciones se relajen, reduce el dolor y parece tener un efecto algo prolongado que va más allá del período de inmersión.

Los baños calientes son utilizados rutinariamente por fisioterapeutas y expertos en manejo del dolor para el alivio de dolores menores y la recuperación de una lesión. La flotabilidad del agua relaja los músculos y reduce el estrés en las articulaciones aumentando así la movilidad. El agua caliente también estimula la producción de endorfinas, una buena hormona liberada por el cerebro, conocida por mejorar el estado de ánimo y eliminar el dolor.

 

5) Un baño mineral caliente destruye gérmenes y virus dañinos

Un baño caliente induce un aumento de la temperatura corporal haciéndolo extremadamente inhóspito a los gérmenes de las enfermedades en el cuerpo. Esto ayudará a aliviar incómodos síntomas, a reducir los riesgos de infecciones y a promover una sensación general de bienestar.

 

6) Un baño mineral caliente estimula la curación

Durante un baño mineral caliente, los minerales iónicos como el hierro, el zinc, el azufre, el calcio, el magnesio y el litio son absorbidos por el cuerpo, corrigiendo las deficiencias y proporcionando efectos curativos a los diversos órganos del cuerpo.

Estos efectos curativos pueden incluir la estimulación del sistema inmunológico, lo que conduce a una mayor inmunidad y la función normalizada de las glándulas. Los minerales de azufre en el agua también pueden tener un efecto terapéutico sobre enfermedades de la piel, incluyendo psoriasis, dermatitis e infecciones fúngicas. La cicatrización de heridas también se puede mejorar mucho.

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que el sistema inmunológico es capaz de curar cualquier cosa si no es reprimido por el estrés. En otras palabras, el estrés no sólo causa enfermedad física, sino que también la perpetua.

Las hormonas de estrés juegan un papel directo en el desarrollo de enfermedades del corazón, obesidad, diabetes y otras afecciones. También se sospecha que activan las células cancerosas haciendo que crezcan y se multipliquen.

Los baños calientes son conocidos por promover la relajación en sus muchas formas. Un buen baño caliente mineral calma los nervios y ayuda a relajar y manejar mejor el estrés.

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *