9 Beneficios Del Aceite De Girasol Que Desconocías

Los girasoles se han utilizado ampliamente para la extracción de aceite de cocina desde hace centenares de años. El aceite de girasol es un aceite no volátil extraído de las semillas de los girasoles. Se utiliza comúnmente como un aceite en la cocina como también en formulaciones cosméticas debido a sus propiedades emolientes y humectantes. Veamos algunas propiedades del aceite de girasol para la salud. Conoce las enfermedades que ayuda a prevenir este aceite en tu cuerpo.

Su nutritiva composición hace que sea uno de los aceites más saludables tanto para el consumo como para la aplicación sobre la piel y el cabello. El componente principal del aceite de girasol es el ácido linoleico. Otros de sus componentes incluyen el ácido oleico y el ácido palmítico. Además de estos, contiene lecitina, carotenoides, tocoferoles y cantidades apreciables de vitaminas A, D y E.

Semillas y aceite de girasol:

Existen básicamente dos tipos de semillas de girasol – semillas de girasol de confitería y semillas de girasol no oleosas. Las semillas de girasol de confitería son comestibles y se utilizan para la extracción de aceite mientras que las semillas de girasol no oleosas se utilizan para la alimentación de animales y no son adecuadas para el consumo humano. El aceite de semilla de girasol se extrae tanto de las semillas negras como de toda la flor.

El aceite de girasol extraído es de color ámbar con un suave y agradable sabor. El aceite refinado es de color amarillo pálido. Siendo extremadamente ligero con un alto contenido de grasas poliinsaturadas, el aceite de girasol es a menudo el preferido para cocinar en lugar de otros aceites como el aceite de canola, de cártamo, de maíz y de oliva. Sus excelentes propiedades suavizantes y su larga vida útil, lo hacen ideal para las preparaciones cosméticas.

aceite de girasol

Beneficios del aceite de girasol:

Los beneficios del aceite de girasol sobrepasan las expectativas. Echémosle un vistazo a sus sorprendentes beneficios para la piel, el cabello y la salud:

Propiedades para la salud del aceite de girasol:

El aceite de girasol tiene un gran número de beneficios que ayudan a mantener el cuerpo sano y fuerte. A pesar de que está incluido en la lista de elementos altos en grasa, está ganando popularidad como un aceite de cocina debido a su amplia variedad de nutrientes que mejoran la salud. El perfecto equilibrio de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas hace que sea perfecto para reducir los niveles de colesterol malo. Por lo tanto, cada vez más personas lo están incorporando en su dieta. Algunos de sus beneficios para la salud se encuentran a continuación.

1. Beneficios cardiovasculares:

El aceite de girasol es rico en vitamina E y bajo en grasas saturadas. Además, es rico en ciertos fitoquímicos como la colina y el ácido fenólico los cuales son beneficiosos para el corazón. También contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que junto con las vitaminas lo convierten en uno de los aceites más saludables para el consumo. Los aceites de girasol de alto contenido oleico contienen un 80% o más de grasas monoinsaturadas. Por lo tanto, el aceite de girasol ayuda a reducir las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de ataques cardíacos.

2. Previene el asma y el cáncer de colon:

El aceite de girasol contiene más vitamina E que cualquier otro aceite de cocina. Por lo tanto, la incorporación de este aceite en su dieta le proporciona protección contra el asma y el cáncer de colon.

3. Previene otros cánceres:

Los carotenoides que se encuentran en el aceite de girasol ayudan a prevenir los cánceres de útero, de pulmón y de la piel. Además, proporcionan una buena fuente de vitamina A y ayudan a prevenir las cataratas.

4. Previene la artritis:

El aceite de girasol es la solución definitiva para quienes estén preocupados por desarrollar artritis. El aceite de girasol ayuda a prevenir la artritis reumatoide.

5. Combate los radicales libres:

El aceite de girasol actúa como un antioxidante, ya que es rico en vitamina E y tocoferoles los cuales ayudan a neutralizar los radicales libres que causan cáncer. Los radicales libres dañan las células y el sistema inmunológico.

6. Previene las infecciones infantiles:

El aceite de girasol es útil para reducir el riesgo de infección en los recién nacidos prematuros con bajo peso al nacer. Los bebés son más propensos a sufrir de infecciones debido a un sistema inmunológico y órganos, como la piel, poco desarrollados. El aceite de girasol actúa como una barrera protectora y evita que dichas infecciones.

7. Repara el cuerpo:

El aceite de girasol también contiene proteínas, que son vitales para la construcción y reparación de los tejidos y la producción de hormonas y enzimas. Nuestro cuerpo requiere altas cantidades de proteínas. Puesto que el cuerpo no almacena las proteínas, estás tienen que ser consumidas, y aceite de girasol satisface este requerimiento.

8. Reduce los problemas cardiacos:

El aceite de girasol contiene selenio el cual es beneficioso para reducir el riesgo de problemas cardiacos y la degradación hepática. Un alto nivel de selenio en la sangre también es útil para reducir el riesgo de cáncer de pulmón y de la piel.

9. Reduce el colesterol:

Las grasas saturadas que se encuentran en otros aceites son difíciles de descomponer por completo durante el metabolismo. En consecuencia, son llevadas a diferentes partes del cuerpo por la sangre y se acumulan, lo que aumenta los niveles de colesterol LDL (colesterol malo). Esto causa problemas de salud como la embolia, la aterosclerosis, los dolores en las articulaciones y los defectos de nacimiento.

El aceite de girasol es rico en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que proporcionan energía además de mantener una proporción ideal de LDL/HDL (colesterol bueno) en el cuerpo. También contiene lecitina la cual ayuda a disminuir el nivel de colesterol. Esto se debe a que se adhiere a los revestimientos de los nervios y las células, evitando de este modo que la grasa y el colesterol se adhieran a la célula. El aceite de girasol posee múltiples beneficios para la piel y el pelo que deberías conocer. El contenido de vitamina B del aceite de girasol promueve la salud del sistema nervioso, la digestión apropiada y es una gran fuente de energía.

El folato o ácido fólico que se encuentra en el aceite de girasol ayuda en la producción de nuevas células. El magnesio previene calambres musculares mientras que el triptófano relaja el cerebro y favorece el sueño, ayudando a la producción del neurotransmisor, la serotonina.

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *