Beneficios del aceite de coco en el cabello y piel.

El aceite de coco es muy recomendable para nuestro cabello y el cuidado de nuestra piel. Posee nutrientes que ayudan a controlar la caspa, la resequedad del cuero cabelludo, curar el cabello maltratado y elimina los piojos. Veamos a continuación en detalle como ayuda el aceite de coco a tener un pelo más sano y manejable y otros beneficios que no están de más.

 

El cuidado del cabello con aceite de coco.

Es uno de los mejores nutrientes naturales para el cabello. Le ayuda en el crecimiento sano y le da una calidad brillante. También es muy eficaz en la reducción de la pérdida de proteínas que puede conducir a diversas cualidades poco atractivas o insalubres.

Este producto utiliza ampliamente en el subcontinente indio para el cuidado capilar. La mayoría de la gente en esos países lo aplican todos los días después del baño o la ducha. Es un excelente acondicionador y ayuda a que el proceso de crecimiento del cabello dañado. También proporciona proteínas esenciales nutritivas y curativas. Estudios indican que este aceite proporciona una mejor protección capilar dañado por la fatiga hygral.

Al masajear regularmente su cabeza con él, puede asegurarse de que su cuero cabelludo estará libre de caspa, incluso si el cuero cabelludo está crónicamente seco. También ayuda a mantener el cabello libre de piojos y liendres. Por lo tanto, se utiliza como aceite de cuidado capilar así como en la fabricación de diversos acondicionadores y cremas de alivio de la caspa. El aceite de coco se suele aplicar de manera tópica.

 

Protección de la piel utilizando aceite de coco.

Es un excelente aceite de masaje para la piel. Actúa como crema hidratante eficaz en todos los tipos de cutis, incluyendo pieles secas. Sus beneficios son comparables a los del aceite mineral. Afortunadamente, a diferencia de aquel, no hay ninguna posibilidad de tener efectos adversos tras su aplicación. Por lo tanto, es una solución segura para la prevención de la sequedad y la descamación. También retarda la aparición de arrugas y flacidez que normalmente acompañan el envejecimiento. Además, ayuda en el tratamiento de diversos problemas como la psoriasis, la dermatitis, eczema y otras infecciones. Por esa misma razón, constituye el ingrediente base de diversos productos de cuidado corporal, como jabones, lociones y cremas. Por otro lado, también ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas gracias a sus propiedades antioxidantes conocidas.

Otras propiedades del aceite de coco muy sorprendentes se muestran a continuación:

Hígado: La presencia de triglicéridos de cadena media y ácidos grasos ayuda en la prevención de las enfermedades hepáticas porque esas sustancias se convierten fácilmente en energía cuando alcanzan el hígado, reduciendo así su carga de trabajo y también la prevención de la acumulación de grasa.

 

Riñón: ayuda a prevenir las enfermedades en este órgano y la vesícula biliar. También ayuda a disolver los cálculos renales.

 

Páncreas: también se cree que es útil en el tratamiento de la pancreatitis.

 

Alivio del estrés: es muy suave y por lo tanto ayuda a eliminar el estrés. La aplicación de aceite en la cabeza, seguido de un masaje suave, ayuda a eliminar la fatiga mental.

Huesos: Como se mencionó anteriormente, este producto mejora la capacidad de nuestro cuerpo para absorber minerales importantes. Estos incluyen al calcio y al magnesio, que son necesarios para el desarrollo óseo. Por lo tanto, es muy útil para mujeres propensas a la osteoporosis después de la edad mediana.

Cuidado dental: El calcio es un componente importante de nuestros dientes. Dado que este líquido facilita la absorción del calcio en el organismo, ayuda en el desarrollo dental y también detiene la caries.

VIH y el cáncer: Se cree que este producto posee un papel decisivo en la reducción de la susceptibilidad viral de una persona por el VIH y enfermes de cáncer. Investigaciones preliminares han mostrado indicios de este efecto en la reducción de la carga viral de los pacientes con sida.

Por último, éste se utiliza a menudo por atletas, fisicoculturistas y aquellos en dieta. La razón detrás de esto es que este líquido contiene menos calorías que otros aceites; su contenido de grasa se ​​convierte fácilmente en energía, y no induce la acumulación de grasa en el corazón y las arterias. Ayuda a aumentar la energía y la resistencia, y por lo general mejora el rendimiento de los atletas.

 

La enfermedad de Alzheimer: algunos estudios establecen que es útil en el tratamiento de este problema, aunque tradicionalmente no se cree que ayude a impulsar las funciones cerebrales en forma alguna.

¿Por qué el aceite de coco es sólido?: A diferencia de la mayoría de los demás aceites, tiene un punto de fusión alto – alrededor de 24 a 25ºC. Por lo tanto, es sólido a temperatura ambiente y se funde sólo cuando la temperatura se eleva considerablemente. Por esto, si compra una botella de aceite de coco y lo encuentra sólido, no asuma inmediatamente que hay algún problema con él. Normalmente es de esta forma, y obviamente no debe mantenerlo en el refrigerador.

¿Cómo utilizar el aceite de coco?: Si está utilizando este producto propósitos tópicos, sobre todo en el cuidado del cabello, simplemente derrítalo (si es sólido) dejando la botella en el sol o sumergiéndolo en agua tibia. También puede tomar un poco y ponerlo en un recipiente pequeño para calentarlo al fuego (no use un horno microondas). Luego tomar el aceite en la palma de la mano y aplicarlo en la cabeza. Si desea utilizarlo para su consumo, simplemente reemplace los aceites vegetales tradicionales por éste. Recuerde que no debe cambiar por completo a este producto, ya que entonces perderás los otros beneficios de los aceites normales.

Sigue a la autora en Google+: Jovana Diaz

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *