Qué bloqueador solar usar para no quemarse del sol

La luz del sol está involucrada en nuestra vida diaria. Ya sea que usted pase tiempo al aire libre durante el verano o que vaya a esquiar en medio del invierno, los poderosos rayos del sol estarán afectando su cuerpo de una forma u otra. Uno de los términos más conocidos cuando se discute la protección solar es el FPS o factor de protección solar.

¿Qué es el factor de protección solar (FPS) y por qué es importante?

FPS  son las siglas de factor de protección solar (Sun Protection Factor en inglés) y es el valor de medida universal de la protección contra los rayos ultravioleta (UV). Mide el valor de la radiación UV requerido para producir quemaduras sobre la piel protegida con bloqueador solar, en oposición a la piel que no está protegida.

Por ejemplo: un bloqueador solar con un FPS de 20 protege la piel contra la exposición a los rayos UV 20 veces más de lo que la piel desprotegida podría soportar antes de quemarse.

Un error común es pensar que la eficacia de un bloqueador solar puede calcularse multiplicando el valor FPS por la cantidad de tiempo que le toma a la piel comenzar a quemarse cuando no lleva bloqueador. El error radica en que la intensidad de exposición a la luz solar no es igual para todas las personas, puesto que existen diferencias geográficas, climáticas y horarias que considerar.

La importancia del FPS

Los estudios han mostrado que la principal causa de deterioro y envejecimiento de la piel es la exposición al sol. Una exposición excesiva causa arrugas, apariencia curtida y, en el peor de los casos, cáncer de piel. También se ha demostrado que la exposición a la luz solar interfiere con el sistema inmune. Hoy en día, los productos de protección solar que contienen un FPS de 15 o más son particularmente importantes en nuestra vida cotidiana para evitar riesgos.

Los rayos dañinos del sol UVA y UVB.

Hace años se consideraba a los rayos UVB como la principal preocupación a la hora de exponerse al sol. Sin embargo, a medida que los científicos conocen más acerca de los rayos UVA y los efectos que producen, expresan nuevas consideraciones al respecto.

El exceso de radiación UV de cualquier tipo, ya sea UVA o UVB, produce mutaciones genéticas que pueden conducir al cáncer de piel. De hecho, la radiación UV ya ha sido clasificada como carcinógeno humano tanto por la Organización Mundial de la Salud como por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

La radiación UV está relacionada con el tipo más agresivo de cáncer de piel, el melanoma, causa de mortalidad de más de 8.000 personas en Estados Unidos cada año. También es la causa principal de carcinoma basocelular y carcinoma escamocelular, dos tipos de cáncer de piel detectados en más de 250.000 personas en Estados Unidos cada año.

Diferencias entre los rayos UVA y UBV

Los rayos ultravioleta A (UVA) componen más del 90% de la radiación UV que llega a la superficie terrestre. Estos rayos penetran profundamente en la piel pero el riesgo de quemaduras que conllevan no es tan alto como el de los rayos UBV. A los rayos UVA se les considera factores importantes en signos de envejecimiento de la piel tales como las arrugas. Recientemente se ha descubierto que los rayos UVA aumentan los efectos cancerígenos de los rayos UVB y también pueden ser causa directa de tipos de cáncer como el melanoma.

Lo que dificulta la protección contra los rayos UVA es que éstos son entre 30 y 50 veces más cercanos a nosotros que los rayos UVB. Su intensidad no difiere de la de los rayos UVB durante las horas del día, pero a diferencia de éstos pueden penetrar las nubes e incluso el vidrio, por lo que los rayos UVA nos afectan incluso durante días nublados.

Los rayos ultravioleta B (UVB) causan quemaduras con mayor facilidad que los rayos UVA y son considerados una de las causas principales de los carcinomas basocelular y escamocelular. También son una causa significativa de melanoma. La intensidad de estos rayos puede variar a lo largo del día, según la temporada y la ubicación geográfica. En los Estados Unidos los rayos UVB son la forma más fuerte de radiación UV entre los meses de abril y octubre, desde las 10 a.m. hasta las 4 p.m.

Cómo seleccionar el mejor protector solar según el tipo de piel.

Habiendo tantas opciones disponibles a veces es difícil identificar qué es lo mejor para la piel. Los bloqueadores solares vienen en muchas presentaciones diferentes, desde geles y cremas densas hasta aerosoles y cera. El tipo de protector solar seleccionado depende de la preferencia personal pero también hay consideraciones de salud que no deben olvidarse.

En primer lugar, hay que saber que el FPS va de 2 a 50. Es importante hacer notar, no obstante, que la protección no aumenta proporcionalmente con el valor FPS. Un FPS de 4 bloquea el 75% de los rayos UVB, mientras que un FPS de 15 bloquea el 93% y un FPS de 50 bloquea el 98%. De este modo, un FPS de 50 sólo es 5% más eficaz que un FPS de 15. Para obtener la máxima protección, la Academia Americana de Dermatología recomienda usar bloqueadores solares con FPS de 15 o más.

Crema bronceadora y bloqueador solar: ¿cuál es la diferencia?

Es un error común creer que ambos productos son idénticos. Aunque ciertamente son similares y ambos son importantes para proteger la piel, existen diferencias importantes.

Bloqueadores solares: estos productos bloquean la mayoría de los rayos UVA y UVB al reflejar la luz, previniendo su contacto con la piel. Para lograr esto contienen dos partículas reflectoras: óxido de zinc y óxido de titanio.

Cremas bronceadoras o filtros solares: estos productos también protegen contra los peligrosos rayos UVA y UVB, pero no tanto como los bloqueadores. Los bronceadores son una combinación de químicos orgánicos e inorgánicos que filtran la luz solar para que ésta no penetre muy profundamente en la piel. Puede pensarse en estos productos como una puerta mosquitera por la que la luz puede entrar pero no con tanta intensidad como si llegara directamente. Para que estos filtros sean eficaces, deben aplicarse varias veces al día.

Algunos factores importantes a considerar para seleccionar un bloqueador solar

Complexión: la piel blanca tiene mayor riesgo de absorber la energía solar que la piel oscura. Si su piel es blanca y sufre quemaduras con facilidad, use bloqueadores solares con un FPS alto para protegerse.

Tipo: hoy en día existen bloqueadores en presentaciones diferentes tales como cremas, lociones, aceites, etc. Es importante notar que los aceites no tienen altos valores de FPS (por lo general menos de 2). Las cremas son ideales para las personas con piel seca y los geles son buenas opciones para aplicar sobre áreas velludas como el pecho masculino.

Actividades: considere las actividades que realizará durante el día y la frecuencia con que necesitará volver a aplicar el bloqueador. Si planea nadar, adquiera bloqueadores a prueba de agua, los cuales sin embargo también tienen que aplicarse varias veces a lo largo del día.

“A prueba de agua” y “resistente al agua”: la terminología a veces es confusa, pero ambos productos están diseñados para el contacto con el agua. Según el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) un bloqueador es “resistente al agua” si mantiene su FPS tras 40 minutos de contacto con el agua, mientras que un producto “a prueba de agua” puede mantener su FPS tras 80 minutos.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *