Causas de los talones agrietados y dañados.

¿Qué causa los talones agrietados y partidos? En el contexto médico, los talones agrietados son conocidos como fisuras del talón. Los talones agrietados no son más que cortes lineales, y afectan normalmente la superficie de la piel, que abarca solamente el nivel de la epidermis. Si no se presta atención a los talones secos y partidos, las grietas pueden abrirse y volverse más profundas, lo que puede ser doloroso y llegar a causar sangrado e infección. Veamos  cuáles son las verdaderas causas de tener los talones dañados.

Aunque las grietas en la piel pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, aparecen sobre todo en el borde de los talones y hacia la periferia de los dedos de los pies. No las subestimes, de lo contrario la presión excesiva sobre las plantas de los pies puede empeorar la condición de tus pies. Si no tienes cuidado de sanar las grietas en tus pies, pueden volverse profundas, dolorosas y eventualmente comenzar a sangrar. Esto puede dar paso a infecciones, y deben ser evitadas especialmente por personas que ya sufren de males crónicos, como diabetes o fallas en el sistema inmune debidas a la edad o a enfermedades adicionales, lo que puede bloquear el proceso de sanación de los talones agrietados.

Además de verse horribles, los talones agrietados a veces también son dolorosos. Muchas veces esta condición se vuelve tan mala que te dificulta estar de pie, caminar e incluso usar calzado debido a las grietas y durezas en la planta de los pies llamadas callos. En la mayoría de los casos se puede curar con remedios para la piel agrietada, si estos remedios no logran solucionar tu problema de talones agrietados en cuestión de un par de semanas, lo mejor es que consultes a un dermatólogo o a un podólogo.

Antes de que te demos algunos consejos para sanar los talones agrietados, es importante que sepas primero qué causa esta condición:

Las causas más comunes de los talones agrietados y partidos son:

  • Piel naturalmente seca / piel seca y densa (callos) alrededor de los pies es más propensa a agrietarse;
  • Permanecer de pie por periodos prolongados en el trabajo o en casa;
  • Si tienes sobrepeso, la gran presión sobre la planta de tus pies causa que se expanda hacia los lados y si tu piel no tiene suficiente flexibilidad, esto puede llevar al agrietamiento de los talones;
  • La edad – la piel se torna seca y gruesa con la vejez, perdiendo elasticidad y desarrollando grietas, así que la probabilidad de presentar talones agrietados crecen con la edad;
  • Usar sandalias abiertas atrás, o caminar descalzo bajo el clima del verano puede ser agradable, pero incrementa la posibilidad de desarrollar grietas en tus talones;
  • Inviernos muy fríos;
  • Pies expuestos a mugre y polvo, o condiciones de higiene muy pobres;
  • Remojar tus pies en agua caliente por lapsos prolongados;
  • El hábito de tomar duchas o baños con agua caliente;
  • Pies deshidratados o secos;
  • Piel escamosa y seca o con problemas debido a enfermedades, clima, o desórdenes como psoriasis, eczemas, diabetes, problemas de tiroides, pie de atleta, etc.;
  • Deficiencia de cinc (o zinc), algunas vitaminas y ácidos grasos omega-3.

La mayoría de estas causas pueden ser tratadas con remedios caseros. Pero algunas causas de los talones agrietados son mucho más serias y requieren la atención de un médico especializado. Así que en dichos casos te recomendamos que consultes a un dermatólogo o un podólogo antes de usar cualquier remedio casero. En nuestra próxima entrega, estaremos hablando de la solución para aliviar los talones agritados y resecos, así como también un tratamiento ideal casero para eliminar durezas y callosidades en la planta de los pies.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *