Causas del pelo graso en las mujeres.

El cabello graso en exceso es un problema capilar que enfrentan tanto los hombres como las mujeres. Es causado por la sobreproducción de aceites naturales por el cuero cabelludo que a menudo provoca picazón, caspa, sarpullidos y otros problemas del pelo. Enumeramos algunas de las causas más comunes del cabello graso en las mujeres de hoy en día.

La causa que da origen al cabello graso es el sebo que es producido por las glándulas sebáceas presentes en abundancia en nuestro cuero cabelludo y cara. El sebo se compone de grasa y células muertas y su único propósito es el de mantener en equilibrio la humedad de la piel y el cabello de modo que no esté deshidratado o se infecte por bacterias. Pero la sobreproducción de sebo puede dar un aspecto opaco, sucio y sin vida al cabello y conducir a otros problemas como la caspa, sarpullidos y granos.

 

¿A qué se debe el cabello grasiento y con sebo?

Desequilibrio hormonal:

La cantidad de grasa producida por las glándulas sebáceas depende de las hormonas de cada individuo y un desequilibrio hormonal puede aumentar el nivel de secreción de grasa en el cuero cabelludo. Esta es la razón por la que hay más brotes de espinillas, acné y la caspa durante la adolescencia, debido a que diferentes tipos de hormonas están en juego durante esta edad. Los cambios hormonales durante la menstruación o el embarazo también aumentan la secreción de sebo y el cabello graso usualmente con puntas secas y abiertas.

Uso excesivo de productos para el cabello:

El uso excesivo de productos para el cabello como acondicionadores para el pelo graso, mascarillas capilares y productos de peluquería como espuma para el cabello, pomada, geles, fijadores para el cabello y el no lavarlos a fondo frecuentemente conduce a una mayor untuosidad, irritación y picazón del cabello graso en la raíz. Por lo tanto, trate de disminuir el uso de estos productos artificiales cargados de productos químicos tanto como sea posible.

 

Estrés:

Los efectos nocivos del estrés en la salud no necesitan un nuevo énfasis, pero el estrés en cualquier forma emocional, psicológica o física puede promover la producción de sebo de las glándulas sebáceas. El estrés aumenta la secreción de ciertas hormonas suprarrenales que afectan directamente a las glándulas sebáceas localizadas en la piel y el cuero cabelludo. Esto conlleva al aumento de la grasa de la piel y el cuero cabelludo.

 

Hábitos alimenticios:

Los malos hábitos alimenticios y la excesiva dependencia a los alimentos procesados y la comida chatarra pueden aumentar la grasa de la piel y el cabello. Tenga una dieta bien balanceada y saludable con muchas verduras, frutas y granos enteros de modo que su cuerpo reciba todas las vitaminas, minerales y nutrientes para su correcto funcionamiento.

Enfermedades:

Ciertas enfermedades o condiciones de salud, sobre todo las relativas con la hipófisis, la glándula adrenal y los ovarios pueden aumentar la secreción de sebo y por ende aumentar la grasa de la piel y el cuero cabelludo. Los medicamentos y esteroides también pueden incrementar la secreción de sebo.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.