Cómo tratar y prevenir el herpes labial.

Los síntomas son claros y evidentes, así que no hay necesidad de hacerse exámenes para saber si se padece la enfermedad, y rara vez son un asunto para tratar con un médico. Sin embargo, se debe consultar con un profesional si hay un enrojecimiento y dolor en los ojos, si tiene fiebre superior a 38° C (100° F), o si sale un líquido espeso de color amarillo-blanquezco de las ampollas. Esto puede ser una señal de que la herida esté infectada con bacterias, y su médico puede revisar el líquido para detectar si esto es así.

 

También debe consultar con un profesional si las lesiones continúan desde hace más de 14 días, si se producen lesiones más de 6 veces al año, o si usted tiene otra enfermedad que debilite su sistema inmunológico.

 

Tratamiento y prevención

 

No existe una cura conocida para la enfermedad. La mayoría de las personas no necesitan tratamiento, ya que desaparece por sí mismo, pero algunos medicamentos pueden ser útiles.

 

Estos medicamentos incluyen:

 

  • Remedios para el herpes labial que pueden adquirirse sin receta médica. Estos generalmente son líquidos: pomadas, geles o bálsamos, y pueden contener humectantes de labios, protectores o anestésicos que ayuden a reducir el dolor además de prevenir grietas y resequedad excesiva en la boca. Estos productos pueden ayudarle a aliviar algunos de los síntomas.
  • El docosanol aplicado durante los síntomas prodrómicos pueden ayudar a evitar que el virus se extienda a los tejidos sanos. De esta manera se limita el crecimiento del herpes. Se puede reducir la severidad de las úlceras bucales y acortar la duración del episodio en alrededor de un día.
  • Aciclovir es un medicamento antiviral que se puede aplicar en forma de ungüento en la úlcera 4-5 veces al día .
  • Aciclovir, famciclovir, valaciclovir o medicamentos por vía oral para prevenir el desarrollo del herpes labial. Estos medicamentos antivirales pueden ser útiles si se toman dentro de la hora en que los síntomas comienzan, o para prevenir en caso de exposición a factores desencadenantes conocidos (por ejemplo a la luz solar). En estos casos, pueden reducir la cantidad de tiempo para que sane en 1 a 2 días.
  • El acetaminofén o ibuprofeno suele ser suficiente para tratar cualquier dolor que puede estar asociado con el herpes labial. Líquidos fríos o bolsas de hielo también puede ayudar a esto.

 

Si es posible, trate de limitar la exposición a los factores desencadenantes descritos anteriormente. Por ejemplo, si la luz del sol tiende a provocarle herpes, aplique un protector solar con un factor 30 o superior en labios y cara 30 minutos antes de salir al exterior. También debe evitar centros de bronceado. Reducir el estrés comiendo correctamente y dormir lo suficiente, hacer ejercicio y la relajación también puede ayudar a prevenir.

 

Si usted experimenta frecuentemente herpes importantes, o si tiene un sistema inmune débil, el médico puede recetarle medicamentos de manera continua para suprimir el virus.

 

Para evitar infectarse, es importante evitar el contacto con el virus. Nunca toque lesiones activas de otras personas (a través de besos o sexo oral).

 

Cuando el herpes labial está activo, lávese las manos con frecuencia para evitar transmitirlo a otras personas. Trate de mantenerse alejado de recién nacidos o personas con sistemas inmunitarios debilitados, ya que son más susceptibles a contagiarse.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *