Crema de rosas para uso diario

Esta crema es excelente para usar regularmente bajo el maquillaje o como humectante. Simplemente aplique con suavidad sobre rostro, manos o cuello. La crema es particularmente buena para el cuello, especialmente si se aplica con una semilla de aguacate en movimientos circulares suaves con la cabeza hacia arriba y estirando y estimulando los músculos del cuello.

El aceite de almendra remplaza los aceites corporales necesarios. El agua de rosas es un humectante y astringente suave proveyendo líquido para las células y reafirmando la piel. La lanolina es un potente emoliente similar a los aceites corporales. El bórax es un suavizante que ayuda a producir una crema muy blanca, aunque ligeramente arenosa. El óxido de zinc es útil para sanar irritaciones cutáneas.

Crema de rosas para uso diario

  • 6 onzas líquidas (200 ml aprox.) de aceite de almendra
  • 2 onzas (50 gramos aprox.) de cera de abeja
  • 1 cucharadita rebosante de anhidro-lanolina
  • 1 cucharadita de bórax disuelta en 4 onzas líquidas (100 ml aprox.) de agua de rosas
  • 2 cucharaditas de crema de óxido de zinc mezclada con 4 onzas líquidas (100 ml aprox.) de aceite de almendra
  • 10-20 gotas de aceite de rosas

Porción: rinde para unas tres jarras de 4 onzas (100 gramos aprox.).

Caliente la cera de abeja y la lanolina al baño de María. Retire del fuego antes de que la cera hierva y agregue el aceite de almendra lentamente. Agregue luego la crema de óxido de zinc con el aceite de almendra batiendo constantemente la mezcla. Agregue el agua de rosas con bórax y revuelva hasta que enfríe. Agregue suficiente aceite de rosas para aromatizar la mezcla al gusto. Revuelva hasta enfriar con una cuchara de palo. Vierta la mezcla en tres jarras de 4 onzas (100 gramos aprox.) y deje que asiente hasta solidificar.

 

Lavado con rosas para ojos irritados o cansados

  • 1 onza (30 gramos aprox.) de agua de rosas
  • 8 onzas (200 gramos aprox.) de agua
  • 9 capullos de rosas

Porción: rinde para 3-8 lavados de ojos.

En una olla pequeña cubierta ponga a hervir los capullos y el agua, luego retire la tapa y deje calentar a fuego bajo por uno o dos minutos hasta que parte del agua se evapore. Cuele el líquido sobre un recipiente y refrigere. Luego agregue el agua de rosas a 4 onzas (100 gramos aprox.) del líquido refrigerado. Esta mezcla no debe conservarse por más de 3 días.

Lave los ojos con el líquido ya sea con un lavaojos o con la palma de las manos.

Tip #1: también puede agregar 1 onza (30 gramos aprox.) de agua de rosas directamente a 4 onzas (100 gramos aprox.) de agua destilada o hervida, sin necesidad de usar los capullos de rosas. Esta mezcla tiene la ventaja de que no tiene tiempo de caducidad y puede usarse al ritmo que se quiera.

Tip #2: el agua de rosas puede adquirirse en farmacias, tiendas herbales o licorerías finas (el agua de rosas se usa en ciertas bebidas alcohólicas finas). También puede encontrarse en tiendas de productos turcos o asiáticos.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.