Crema facial casera de caléndula

Crema facial casera con ingredientes naturales. La Caléndula (Calendula officinalis) es una flor popular en preparaciones para el cabello y la piel por sus propiedades suavizantes y curativas. Desde tiempos antiguos se ha utilizado la caléndula, dandole diferentes usos, ya sea para la belleza o para curar enfermedades. Esta mascarilla no se endurece sino que permanece relativamente húmeda. Dejará su piel más suave y fresca, estimulando tanto los músculos faciales como la circulación en el área.

Mascarilla facial de caléndula

  • 1 cucharada de flores de caléndula
  • 1 cucharada de flores de manzanilla
  • ½ taza de agua
  • Aceite de almendra (tanto como se necesite)
  • 1 cucharada de zanahoria pulverizada
  • 1 cucharada de gránulos de lecitina
  • 1 cucharadita de aceite de germen de trigo

Porción: 1-2 mascarillas.

Hierva el agua y agregue las flores de caléndula y manzanilla. Cubra y conserve aparte. Pulverice la zanahoria y agregue aceite de germen de trigo. Cuele el líquido de las flores y mézclelo con la zanahoria y el germen de trigo. Revuelva y agregue los gránulos de lecitina. Procese la mezcla en una licuadora. La textura de la mezcla puede cambiarse agregando aceite de almendra: agregue un poco para obtener una crema suave para piel seca; en caso de piel grasosa agregue una cantidad generosa.

Lave su cara. Límpiela con un tratamiento al vapor por algunos minutos. Comience a aplicar la mascarilla con movimientos ascendentes. Relájese por 15 minutos con la mascarilla puesta. Retírela luego con toallas de papel y agua tibia, y por último cierre sus poros con un lavado de agua fría.

La infusión de caléndula y manzanilla sana los tejidos. La zanahoria provee textura y vitamina A que puede o no ser absorbida a través de la piel. La lecitina es un agente emulsionante también necesario para los tejidos. El germen de trigo provee vitamina E. Finalmente, el aceite de almendra se usa para obtener una consistencia cremosa en la mezcla.

Sigue a la autora en Google+: Jessica Flores

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *