Diferencias entre lipoescultura vs liposucción.

¿Usted cree que se le ha estado mintiendo? Se nos ha dicho siempre que la única forma de adelgazar y deshacerse de la grasa es hacer ejercicio y dieta. Este consejo es acertado, pero parece que ni el ejercicio ni la dieta pueden eliminar toda la grasa. Es en este punto que se comienza a considerar la cirugía cosmética. Cuando se trata de decidir qué tipo de cirugía es la más eficaz, uno se pregunta la diferencia entre lipoescultura y liposucción. Ambas son las cirugías estéticas más comunes. Así que discutamos sus diferencias inmediatamente.

El procedimiento que puede eliminar cantidades medias y grandes de grasa se llama liposucción. Ha sido el tratamiento principal tanto entre hombres como mujeres para erradicar el exceso de grasa en caderas, muslos, estómago, pecho y brazos. La liposucción se administra bajo anestesia general. Antes de que el paciente pueda retornar a su rutina habitual se requiere un periodo de recuperación.

En contraste, la lipoescultura, también conocida como liposucción tumescente, no tiene la misma desventaja. La lipoescultura es un procedimiento para cantidades de grasa pequeñas y medias que forma y ajusta áreas del cuerpo. La habilidad para tornear y acentuar la figura es a lo que se refiere la “escultura” en su nombre, y aplica para áreas como cuello, mejillas, nalgas, abdomen y pecho (en los hombres). Se lleva a cabo creando pequeñas incisiones donde se administra la solución tumescente de lidocaína y epinefrina mediante una cánula (a diferencia del método de liposucción tradicional). Para eliminar la grasa se administra una solución para que sea succionada. La epinefrina reduce el tamaño de los capilares para disminuir la pérdida de sangre, y la lidocaína adormece el área a ser tratada. Como el efecto resulta de cicatrices mínimas por las incisiones, no se requiere tiempo de recuperación. Del mismo modo los resultados se observan inmediatamente después del procedimiento.

Esas son las diferencias más importantes entre la liposucción y la lipoescultura. No extraña que la última llame tanto la atención.

¿Usted trata de elegir entre la liposucción y la lipoescultura? Para tomar la decisión más informada se necesita entender los riesgos y beneficios de ambos procedimientos. No es suficiente conocer cómo se llevan a cabo. Es importante consultar al médico o especialista cosmético. Éste le ayudará a decidir el mejor método de acuerdo a lo que usted realmente necesite. Del mismo modo se sabrá si los procedimientos son recomendables en usted. La condición general de salud es un factor esencial a considerar antes de dar el primer paso. También debe considerarse el costo de la operación. Los pacientes deben recordar que la cantidad de grasa que se pretende extraer y el tipo de anestesia a utilizar son factores variables en cuanto al costo del tratamiento.

En este momento usted ya conoce las diferencias entre la liposucción y la lipoescultura. Ambos procedimientos se ocupan de mejorar la apariencia y la confianza, con pocas o ninguna complicación. Finalmente, hay que mantener percepciones y expectativas realistas con respecto a cada procedimiento.

 

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *