12 remedios para el dolor de cuello o tortícolis.

Puede resultar bastante irritante levantarse por la mañana con un dolor intenso en el cuello y a la vez no poder mover la cabeza en ninguna dirección. El tortícolis se caracteriza por el dolor de cuello acompañado de una dificultad para mover lateralmente el cuello. El tortícolis también puede provocar dolor de cabeza, dolor en los hombros, e incluso dolor en los brazos. La mejor forma de deshacerse de un cuello adolorido es probando sencillos remedios caseros que funcionan muy bien. Pero, antes de eso, vamos a discutir las causas y los síntomas del tortícolis.

Causas

  • El dormir en una posición incómoda que tensiona los músculos del cuello
  • El uso de una almohada que no brinda buen soporte o el uso de demasiadas almohadas al dormir
  • Una postura incorrecta en el trabajo
  • Estrés
  • Un tirón en el cuello ocasionado por un accidente
  • Por deportes de contacto
  • Un fuerte estornudo

Síntomas

  • Inconformidad al dormir
  • Dolor en el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda
  • Disminución o limitación de la movilidad del cuello, ya sea a la izquierda o derecha
  • Espasmo muscular en los músculos de la parte superior de la espalda y la zona cervical
  • Dolor de cabeza y fiebre (tortícolis acompañada de fiebre y dolor de cabeza también puede ser síntoma de la meningitis)

Remedios caseros para la tortícolis

Aquí están algunos de los remedios caseros más confiables que usted puede probar para tratar el tortícolis.

1. Masajes

Los masajes son una buena cura para el tortícolis. Usted puede utilizar aceites esenciales, como el de pino, romero, lavanda o enebro para hacer los masajes ya que proporcionarán el calor necesario para los músculos del cuello y aumentarán la circulación de la sangre. Un suave masaje ayudará bastante a relajar de los músculos y al tiempo reducir la rigidez.

2. Compresas de hielo

Triture un poco de hielo y envuélvalo en una bolsa plástica. Ahora, cubra la parte rígida del cuello con un trapo o una pequeña toalla, luego coloque el hielo empacado encima. El hielo es realmente útil para aliviar el dolor del tortícolis. También reduce la inflamación ocasionada por el dolor.

3. Almohadilla térmica

Coloque una almohadilla térmica sobre su adolorido cuello. Es un útil remedio que aumentará el flujo de sangre y al tiempo reducirá la rigidez del cuello.

4. Vinagre de manzana

Remoje una servilleta de papel en un poco de vinagre manzana y colóquela sobre el cuello. Déjala allí durante unas horas. El vinagre de manzana es un excelente remedio para la rigidez de los músculos del cuello, ya que proporciona un gran alivio en una sola aplicación.

5. Ejercicio

El ejercicio ayuda bastante. Mueva suavemente el cuello en círculos. También puede mover el cuello hacia adelante y hacia atrás. El movimiento hacia los lados también es bueno. También puede intentar mover el cuello siguiendo la forma del número 8. Pero asegúrese de que no le duela. Si le duele, no lo realice estos ejercicios.

6. Aplicación de bálsamos

En el mercado hay disponibles algunos bálsamos, como el analgésico y el rubefaciente, para deshacerse del dolor ocasionado por el tortícolis. Pero antes de elegir alguno de ellos, tenga en mente sus síntomas.

7. Aplicación de bálsamos

En el mercado hay disponibles algunos bálsamos, como el analgésico y el rubefaciente, para deshacerse del dolor ocasionado por el tortícolis. Pero antes de elegir alguno de ellos, tenga en mente sus síntomas.

También puede utilizar un gel analgésico, llamado ‘Biofreeze’, que está disponible en el mercado. Es el más adecuado para los espasmos musculares, tortícolis y rigidez en los hombros. El Biofreeze es un gel inodoro no graso que funciona bastante bien en los músculos adoloridos. El ingrediente principal utilizado en su elaboración es un arbusto acebo sudamericano llamado ‘Ilex’.

8. Sal de Epsom

Remoje sal de Epsom en su agua de baño y tome un baño con ella. Esta sal contiene magnesio y sulfato, que regulan la actividad de varias enzimas en el cuerpo. Este remedio ayuda a aumentar la circulación de la sangre, reduciendo la tensión muscular y el estrés.

9. Raspado de la piel

Para este necesita la ayuda de otra persona. Usted necesitará aceite para masajes y una cuchara. Extienda unas gotas de aceite para masajes en la zona afectada y suavemente raspe la piel de su cuello con la cuchara. Asegúrese de que esto no causa más dolor en los músculos. Rasparse la piel es un gran tratamiento para el tortícolis, ya que mejora la circulación de la sangre, mientras que disminuye la rigidez del cuello.

10. Hojas de apio

Licue hojas de apio y extraiga su jugo. Beba a diario para aliviar el dolor ocasionado por el tortícolis.

11. Ducha con agua caliente

Coloque su cuello bajo una ducha de agua tibia o poco caliente durante unos 4-5 minutos. No gire o mueva el cuello mientras hace esto. Esta es una de las mejores curas para los músculos rígidos del cuello.

12. Acupuntura

Pruebe el método de la acupuntura. Ayuda bastante a proporcionar alivio al cuello adolorido.

 

Tratamientos homeopáticos para el tortícolis

El árnica es el mejor remedio homeopático para curar rápidamente el tortícolis. Otros medicamentos homeopáticos eficaces son la bryonia, el gelsemium, la cimicifuga, el causticium y la celidonia.

Medidas Preventivas

  • Duerma en una posición adecuada.
  • Utilice una almohada adecuada para dormir.
  • No duerma con demasiadas almohadas.
  • Revise su postura al sentarse, sobre todo en el trabajo.
  • Tome un descanso de 5 minutos de su trabajo cada hora y camine.
  • Evite el exceso de estrés.
  • Evite conducir ya que puede agravar el problema.

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *