3 Efectos Secundarios De La Microdermoabrasión

La microdermoabrasión implica el proceso de alisar suavemente la capa superior de la piel con una varita con punta de diamante. La varita contiene cristales de óxido de aluminio microscópicos que se dirigen a la capa superior de la piel para revelar la capa inferior fresca. Conozcamos 3 posibles efectos secundarios no deseados al intentar un tratamiento con microdermoabrasión.

El procedimiento generalmente es seguro, pero debe ser realizado por un asesor de salón de belleza a menos que haya realizado el procedimiento con anterioridad. Uno de estos tratamientos se conoce como Peeling Facial para o exfoliación de las capas muertas de piel, en la cual se experimentan diferentes técnicas entre ellas la microdermoabrasión para rejuvenecer la apariencia del rostro. Al igual que cualquier tratamiento para la piel, existen efectos secundarios que debe tener en cuenta antes de realizar el procedimiento.

microdermoabrasion piel seca exfoliacion_resize

Enrojecimiento

Uno de los efectos secundarios más comunes de la microdermoabrasión es el enrojecimiento de la piel o el área tratada. Este es causado por el tratamiento; a medida que los cristales comienzan a rozar la piel y eliminar las partículas muertas, la piel puede irritarse y enrojecerse. A pesar de que la microdermoabrasión es uno de muchos tratamientos para cerrar los poros abiertos en el rostro, el enrojecimiento puede empeorar en personas que tienen problemas cutáneos con el acné. Los bultos del acné o llagas abiertas pueden irritarse más y enrojecerse después del procedimiento. Las áreas con acné que es quístico o que depura sangre, pus o líquido deben evitarse y el tratamiento debe posponerse para cuando la piel haya cicatrizado. Si la microdermoabrasión se usa para tratar el acné común, puede producirse una depuración. Aquí es donde los poros se abren en respuesta al tratamiento y pueden causar que el acné empeore temporalmente. A medida que la piel se repara, el brote de acné también se resolverá en una semana. En raras ocasiones, el enrojecimiento es causado por una reacción alérgica o sensibilidad a los cristales o por la fricción del tratamiento.

Afecciones visibles en la piel

Los cambios de pigmentos son otro efecto secundario de la microdermoabrasión. Esto generalmente se presenta en aquellos que tienen piel bronceada recientemente o un tono de piel oscuro. Debido a que la microdermoabrasión está revelando una piel nueva, puede adquirir un tono rosado o blanco que puede ser molesto a primera vista. Esta es solo una preocupación temporal y el color generalmente vuelve a la normalidad en aproximadamente dos o tres días a medida que la piel sana. Debido al tratamiento, un efecto secundario puede ser la piel seca y con picazón. Esto es un resultado directo de la microdermoabrasión y la piel se irrita y pica debido a las partículas de la piel escamosa.

Infección en la piel

Al igual que cualquier procedimiento cosmético, existe un leve riesgo de infección tras la microdermoabrasión. Esto puede deberse a dos cosas: la herramienta o los cristales sucios. Si la herramienta no se ha desinfectado o limpiado entre cada uso, especialmente si se usa en varias personas, la infección podría propagarse. Si los cristales se han dejado al aire libre y no se han sellado o se han reutilizado para tratamientos múltiples, podrían volverse insalubres. Si experimenta una costra amarilla en la piel después de una sesión de microdermoabrasión, es posible que aparezca una infección. Busque atención médica de inmediato para un diagnóstico afirmativo.

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *