Ideas para aprender cómo arreglar una uña quebrada en casa

Los accidentes en nuestras uñas son situaciones muy frecuentes, se presentan al tomar algún objeto, al rozar una pared o un mueble o de cualquier otro modo involuntario, y las consecuencias, por lo general, las sufren nuestras uñas. Cuando una uña se rasga, seguramente se quebrará hasta su caída, por eso este artículo hace referencia a las maneras de reparar las uñas accidentadas.

Desde envolturas, esmaltes, pegamentos, geles y hasta resina, son las múltiples alternativas que existen para saber cómo arreglar una uña quebrada, con el cuidado requerido, se puede solucionar el inconveniente, especialmente si se tienen uñas largas y bien cuidadas. Ya no tendrá que cortarlas todas y volver a esperar que crezcan, de las siguientes maneras podrá disimular su uña rota.

Cómo reparar las uñas rotas

Arreglo de uñasEnvoltura de uñas: Una alternativa sería la fibra de vidrio, esta envoltura tiene la propiedad de hacerse invisible después de usar el pegamento o el gel de aplicación, de esta manera ofrecen más resistencia a la uña.  Esta envoltura funciona mejor cuando el desgarro es profundo, por lo que será recomendada por encima de una envoltura de seda.

La conocida envoltura de seda se caracteriza por ser muy delgada y flexible, de manera que se vuelve casi invisible una vez que se aplica el pegamento o gel sobre ellas. Si se tienen uñas un poco manchadas, muy fuertes, que resisten a los rasguños y no se perjudican de consideración, esta envoltura de seda será la opción que necesita.

Envoltura de lino: Esta reparación ofrece la mayoría de la fuerzas, también es más gruesa y más opaca y puede requerir más pulido para hacer que se funda en el clavo. Si el desgarro es muy grave o toda la uña se desprendió por causa del accidente y se quiere poner de nuevo la uña, la envoltura de lino termina siendo la alternativa más interesante para reparar su dedo.

Cuál es el pegamento adecuado

  • Gel duro: Este ofrece aproximadamente la misma fuerza que el acrílico y tiende a soportar mejor los cambios de esmalte de uñas. Es un gel no poroso, por lo tanto, la acetona no penetra en él haciendo que se desintegre después de varios cambios de pintado.
  • Acrílico: Si sus uñas son muy duras y le gusta cambiar el esmalte de un par de veces a la semana, el acrílico será una buena opción para la reparación, ya que ofrece más resistencia y puede soportar el uso de removedor de esmalte mejor que el pegamento o el gel.
  • Pegamento de uñas o resina: Esta es la alternativa de más fácil y económica de cómo arreglar una uña quebrada. Si rara vez se utiliza esmalte y las uñas son suaves esta sería una buena opción. El problema que tiene es que se puede espesar después de aplicar, de modo que se realzan algunas grietas. Además, el pegamento simplemente no dura mucho tiempo en el clavo y se puede empezar a levantar después de una semana más o menos.

Por M. R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *