¿Qué Es El Masaje De Drenaje Linfático?

Desarrollado en los años treinta del siglo 20, el drenaje linfático es una forma delicada de masaje que estimula el sistema linfático del cuerpo mejorando el metabolismo, ayudando a eliminar toxinas e impulsando el sistema inmune. Veamos cómo funciona y cuáles son sus resultados a corto y mediano plazo.

¿Cómo funciona?

El sistema linfático es el responsable de ayudar al cuerpo a eliminar fluidos y deshechos y regular el sistema inmune. Cuando el sistema linfático se bloquea, los fluidos se acumulan y se estancan causando que todo el sistema se vuelva tóxico, haciéndonos sentir lentos y más susceptibles a enfermedades contagiosas o virus.

Mediante estimulación por masaje el sistema funciona de forma más eficiente, lo que a su vez fortalece el sistema inmune, elimina bloqueos y toxinas, transporta los nutrientes a las células e incrementa el metabolismo.

¿Cómo se realiza?

El drenaje linfático es una forma de masaje que realiza un especialista. La primera sesión consiste en una consulta para determinar las necesidades del cliente y a partir de ello se decide el número y frecuencia de las futuras sesiones. A diferencia de otras formas de masaje, el drenaje linfático utiliza una presión muy suave combinada con movimientos en dirección a los nódulos linfáticos. El procedimiento puede tardar desde 30 minutos, mientras el masajista se concentra en un área localizada, hasta 2 horas, cuando todo el cuerpo ha sido trabajado.

¿Para qué sirve?

El masaje de drenaje linfático es especialmente útil para las personas que sufren regularmente enfermedades comunes como resfriados o gripa. También se recomienda para aquellas personas que llevan vidas sedentarias, o para quienes reducir una hinchazón. También tiene efectos positivos sobre problemas de la piel, celulitis, desórdenes respiratorios y baja energía.

¿Cuáles son los beneficios?

El masaje de drenaje linfático mejora el sistema inmune, por lo que a la vez que ayuda a defender el cuerpo de la enfermedad el tratamiento también puede facilitar una sensación general de bienestar. Tiene un efecto bueno en el cuerpo, mejorando la piel y hace reducir la hinchazón causada por retener agua, la mala circulación o embarazo. Como otros masajes, puede aliviar el dolor de fracturas, esguinces y reumatismo, a la vez que promueve los mecanismos curativos propios del cuerpo.

¿Cuáles son los efectos secundarios y en qué situaciones debe evitarse?

El drenaje linfático no debe realizarse sobre personas con hinchazones agudas, tumores malignos, trombosis o problemas cardiacos graves. Por su efecto sobre el sistema inmune las personas con cáncer, diabetes, problemas renales o de tiroides, asma o epilepsia, deben consultar con su médico antes del tratamiento. También es aconsejable que las mujeres no se realicen el drenaje linfático durante la menstruación.

Sigue a la autora en Google+: Jovana Diaz

Por Jovana Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *