Mascarillas para exfoliar el rostro

Mascarillas faciales para exfoliar el rostro. No busque más, aquí están las recetas para hacer 2 mascarillas para remover las impurezas de la cara. La primera a base de miel y almendras, y la otra a base de café. Si así tal cual y como lo escuchan, el café tiene propiedades que ayudan a limpiar el cutis y dejarlo más suave. Veamos de que se tratan estas mascarillas.

Exfoliante de almendra y miel

Esta preparación también contiene menta para incluir variedad. Ayudará a la piel a mantenerse suave mediante exfoliación.

  • 4 cucharadas de harina de almendra
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 4 cucharadas de miel
  • 5 gotas de aceite esencial de menta

Vierta la harina de almendra y el aceite de jojoba en un recipiente de cobalto o ámbar de 4 onzas (100 gramos aprox.). Revuelva bien. Agregue luego la miel y el aceite esencial de menta. Revuelva hasta mezclar completamente.

Lave la piel primero. Aplique la cantidad de una cucharadita del exfoliante sobre la piel húmeda del rostro. Agregue un poco de agua para fluidificar el exfoliante (pero no agregue agua al recipiente donde guardó la mezcla). Frote la piel suavemente, dejando que la harina de almendra haga su trabajo (no haga mucha presión o deteriorará los capilares). Masajee sobre todas las áreas del rostro excepto los ojos. Retire completamente con una toallita humedecida con agua tibia. Aplique un tonificante o hidrosol con algodón para eliminar los residuos. Termine aplicando su humectante usual. Repita más o menos una vez por semana para mantener la piel suave y para aliviar la tensión de la misma.

Mascarillas faciales para exfoliar el rostro

Café

Este grano aromático contiene magnesio y vitamina E. Tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas, exfoliantes y estimulantes.

Exfoliante de café para la piel

  • 3 cucharadas de café pulverizado (orgánico/con cafeína)
  • 1 cucharada de sal (opcional)

Preparación: Ponga a preparar un poco de café fresco. Si gusta, disfrute una taza. Ponga el café pulverizado (y la sal) en un tazón pequeño. Use el café pulverizado durante los primeros 20 minutos de preparación, antes de que ocurra la oxidación.

Modo de empleo: Frote la mezcla a lo largo del cuerpo en la ducha. Retire con agua, tonifique y aplique un humectante.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *