Remedios naturales para tratamiento del cabello graso

Cuando hablamos de cabello y cuero cabelludo, un poco de aceite no significa algo negativo. Pero demasiado aceite puede producir un cabello grasoso, sin vida, incluso de mal olor: o sea, todo aquello que una mujer busca evitar para su cabello. Por suerte, existen varios remedios naturales que pueden ser de ayuda.

¿Qué es el aceite del cabello?  El aceite del cuero cabelludo está compuesto por tres elementos: Cada folículo piloso produce sebo, el aceite natural de la piel. Algunos también cuentan con una abertura que permite que las glándulas apocrinas vacíen sudor sobre el cuero cabelludo (se trata del sudor pegajoso que, con la ayuda de las bacterias de la piel, produce el olor corporal). La piel también posee unas glándulas ecrinas que vacían su sudor directamente sobre el cuero cabelludo.

Esta mezcla produce lo que conocemos como aceite capilar, y mientras más cabellos se tengan, más aceite habrá. Esto significa que las mujeres que tienen un cabello muy fino, que tienden a tener más hebras de cabello, tienden también a tener más aceite capilar.

Así que, ¿qué se puede hacer para controlar este aceite de forma natural?

Vinagre:  El vinagre de sidra puede ser benéfico para el aceite capilar y recomienda usarlo sólo después del lavado con champú y acondicionador.

Prepare la siguiente receta:

Lavado de menta para el cabello

  • ½ taza de agua hirviendo
  • 1 ó 2 bolsitas de té de menta
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra

Ponga a remojar la(s) bolsita(s) de té de menta sobre el agua hirviendo hasta que ésta se haya enfriado. Retire la(s) bolsita(s), escurriéndolas para extraer tanto té como sea posible, y luego agregue el vinagre sobre el agua. Después del lavado con champú y acondicionador, aplique la mezcla sobre el cabello uniformemente, masajeando el cuero cabelludo. Luego seque el cabello normalmente sin retirar o lavar la mezcla.

Hamamelis: otro remedio natural eficaz es el hamamelis. Aplique una mezcla diluida sobre su cuero cabelludo con un gotero o un algodón tras el lavado con champú y acondicionador, y deje secar.

Enjuague bucal: los enjuagues bucales también pueden aplicarse sobre el cabello: ayudan a eliminar las bacterias que viven en el aceite del cuero cabelludo y producen mal olor. Escoja un enjuague bucal común y diluya 90% con agua, luego aplique sobre su cuero cabelludo con un gotero o un algodón tras el lavado con champú y acondicionador, y deje secar.

Consejos para lavar el cabello:

Utilice un champú desengrasante: usar una fórmula diseñada para cabello normal para prevenir la resequedad sobre el cuero cabelludo. Pruebe su champú de esta forma: lave con champú pero sin acondicionador y deje el cabello secar. Si el cabello sigue sintiéndose grasoso después de esto, opte por un champú más fuerte o lave dos veces.

Masajee el cuero cabelludo: hacerle un buen masaje al cuero cabelludo mientras se aplica champú ayuda a eliminar un poco de aceite para darle aproximadamente una hora más de cabello limpio. Concentre el champú en el cuero cabelludo y deje que la espuma lave el resto del cabello para evitar resecar el cabello.

No aplique acondicionador sobre el cuero cabelludo: para acondicionar solamente el cabello, se recomienda aplicarlo de este modo: vierta el acondicionador en la palma de su mano, tome una porción de cabello y pase las palmas a lo largo de ésta (sin tocar el cuero cabelludo). Y no olvide optar por acondicionadores que no traigan muchos aceites entre sus ingrediente. Con estos consejos y métodos naturales usted podrá mantener el aceite capilar bajo control y darle nueva vida a su cabello.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *