Tipos de infecciones por hongos en la piel.

Los hongos o infecciones fúngicas que infectan la piel viven de la queratina, una proteína importante para la piel, el cabello y las uñas. Las infecciones fúngicas o micóticas se dividen en diferentes grupos dependiendo del tipo de hongo involucrado.

Enfermedades causadas por hongos o infecciones fúngicas

  1. Tiñas o dermatofitos:

Pie de atleta (Tinea pedis)

Se estima que una de cada seis personas en el Reino Unido padece pie de atleta. Esta infección es causada por un hongo que provoca comezón, descamación y enrojecimiento en la piel, además de unas grietas blancuzcas que aparecen a los lados del pie o entre los dedos. Algunas veces se desarrollan ampollas. El pie de atleta generalmente se contrae por caminar descalzos en superficies húmedas y contaminadas, comunes en los baños compartidos, las piscinas y los saunas. Si no se toman medidas preventivas también puede extenderse a otras áreas del cuerpo como las manos, la ingle y las axilas.

Tiña de uñas u onicomicosis (Tinea unguium)

Esta infección puede aparecer en cualquier parte de la uña y tarda mucho tiempo en desarrollarse. Las uñas se decoloran y se vuelven quebradizas. El tejido que las rodea puede endurecerse. Ocurre más comúnmente en las uñas de los pies que en las manos.

Tiña inguinal o crural (Tinea cruris)

Esta infección es más común en deportistas y hombres jóvenes. Es contagiosa: puede pasar de persona en persona por contacto directo o contacto con la ropa. Produce comezón y sarpullido en la ingle y áreas cercanas. Es posible contraer tiña inguinal cuando se tiene pie de atleta y la mano que ha tocado los pies entra en contacto con la ingle sin lavarse previamente.

Tiña corporal (Tinea corporis)

Esta infección afecta partes descubiertas del cuerpo: brazos, piernas o rostro. Es contagiosa y puede contraerse por contacto directo con una persona que la padezca o por contacto con ropa, peines, superficies de piscinas, suelos y paredes de baños. Los animales como las mascotas (especialmente los gatos), las ovejas y el ganado pueden ser portadores del hongo que causa esta infección.

Tiña de la cabeza (Tinea capitis)

Aunque esta infección puede desarrollarse en personas de cualquier edad, afecta más comúnmente a los niños, los cuales sanan cuando entran en la pubertad. Esta infección afecta el cuero cabelludo completo o partes del mismo. Los síntomas son similares a los de las demás tiñas. También puede aparecer un área purulenta en el cuero cabelludo, la cual recibe el nombre de querion de Celso, o áreas calvas con pequeños puntos negros. Puede contraerse al compartir sombreros, gorras o peines infectados.

  1. Infecciones por levadura

La levadura es otro tipo de hongo común que causa infecciones:

Intertrigo

El intertrigo es una infección de la piel causada por el hongo Candida albicans. Afecta las capas superiores de la piel cuando éstas hacen fricción portando humedad o bacterias. Generalmente afecta a las personas obesas, a las personas que deben permanecer en cama por periodos extensos y a personas con miembros artificiales o aparatos ortopédicos. La piel infectada torna rosada o marrón y, en casos graves, puede comenzar a descomponerse y a despedir un olor desagradable.

Pitiriasis versicolor

Esta infección la causa un hongo llamado Malassezia. Es bastante común, afectando adultos jóvenes. La espalda, los brazos y el torso desarrollan unos parches rosáceos o marrón de piel escamosa, decolorada y con picazón. En las personas de piel oscura la decoloración puede llegar a ser más severa.

Candidiasis (Candida albicans)

Es una infección común que puede aparecer en la boca, el estómago o la vagina. No presenta demasiados problemas a menos que la persona tenga diabetes, tome antibióticos o esté embarazada, situaciones en las que la infección puede agravarse.

La candidiasis aparece como pequeños parches blancos que dejan una marca rojiza cuando se frotan. En mujeres, la candidiasis vaginal puede causar picazón y una descarga blancuzca que puede ser líquida o espesa.

Es común la candidiasis bucal en los bebés. Los parches blancos muchas veces se confunden con residuos de leche en ellos. Generalmente no es una complicación muy seria, aunque a algunos bebés puede dificultarles la alimentación. En bebés también puede aparecer candidiasis en el área del pañal.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *