Tratamiento para cabello reseco con receta casera.

La cabeza humana promedio contiene cerca de 150.000 cabellos, todos los cuales necesitan algo de atención tras exponerse a tanta polución, sol y suciedad todos los días (sin mencionar el daño producido por los tintes y químicos y los utensilios de cabello que usamos despreocupadamente). No es sorprendente entonces que nuestro cabello termine convirtiéndose en un desastre de frizz y puntas abiertas. Pero no todo está perdido. La buena noticia es que tratar un cabello deteriorado y reseco no requiere costosas visitas a salones de belleza. De hecho, la solución al problema puede encontrarse en su propia cocina.

Los mejores remedios caseros para salvar un cabello reseco

Huevos: separe la clara de un huevo y bátala. Aparte, mezcle la yema con 1 cucharada de agua hasta formar una crema. A continuación mezcle la yema y la clara. Humedezca su cabello con agua tibia, seque ligeramente y aplique la mezcla sobre el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. Masajee suavemente hasta que el cuero cabelludo haya absorbido la mezcla y lave con agua fría. Continúe aplicando lo que haya sobrado de la mezcla y lave completamente al final.

Mayonesa: caliente ½ taza de mayonesa hasta formar una sustancia aceitosa, y aplíquela sobre el cabello seco, sin lavar. Cubra el cabello con una bolsa plástica y espere unos 15 minutos. Finalmente lave con champú completamente.

Un plato tropical: triture un banano maduro (mientras más maduro, mejor) y un aguacate ya podrido. Masajee esta mezcla exótica sobre el cabello y deje actuar por al menos 15 minutos antes de lavar completamente (¡en el lavadero de la cocina!).

Una cerveza fría: la cerveza puede darle un brillo saludable al cabello reseco. Antes de utilizar el secador aplique un poco de cerveza sobre el cabello a modo de espray. Este método dejará su cabello brillante y lustroso, y el olor desaparecerá rápidamente.

Además de aplicar los remedios caseros para corregir la resequedad, tenga en cuenta estas medidas preventivas para el futuro:

Moderación con el champú. El champú puede eliminar los aceites protectores del cabello, por lo que debe procurarse usarlo no tan a menudo y utilizar champús etiquetados como “para cabello reseco o dañado”.

Acondicione regularmente. Los acondicionadores protegen la cutícula de las hebras del pelo. Encuentre un acondicionador diseñado para su tipo de cabello y úselo después de todo lavado con champú.

Use sombreros, gorras, etc. La sobrexposición al viento y al sol deja al cabello “sediento” (reseco).

Recorte las puntas. Las puntas abiertas son el peor problema derivado de la resequedad del cabello. Programe un corte de puntas cada 6-8 semanas para mantener el cabello bajo control.

Bájele intensidad al calor. El calor (de los secadores, las planchas, etc.) reseca el cabello con rapidez. No use secadores todo el tiempo: deje que el cabello se seque de forma natural de vez en cuando. Asimismo, pruebe con los rulos de plástico para alisar el cabello. Para ondularlo, use rulos de esponja por las noches o duerma con trenzas húmedas.

No olvide el gorro de natación. Use gorros de látex para proteger el cabello del cloro de las piscinas. Si no quiere usar el gorro puede aplicar un poco de aceite de oliva sobre el cabello antes de meterse al agua. Nunca olvide acondicionar el cabello tras la exposición al cloro o al agua salada.

 

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *