Tratamientos para el cabello reseco, grasoso o con puntas abiertas

Tratamientos caseros para el cabello reseco, grasoso o con puntas abiertas. El cabello es como un accesorio más que puede adecuarse para complementar el vestuario, el estilo e incluso la personalidad. Sin embargo, en el proceso de adecuarlo, el cabello sufre muchos daños que pueden provocar problemas como puntas abiertas. Los tratamientos caseros le ayudarán a devolverle la elegancia a su cabello sin tener que pagar grandes cantidades de dinero en los salones de belleza.

Tratamientos para el cabello reseco

Uno de los problemas que con mayor frecuencia suscitan la necesidad de aplicar tratamientos capilares es la resequedad del cabello. Este problema es causado por una variedad de factores, incluyendo la mala utilización de herramientas para el cabello y la sobrexposición al sol. Un cabello reseco también se ve quebradizo. A continuación encontrará varias recetas caseras para preparar tratamientos que humecten el cabello.

Mascarilla capilar de aceite de oliva

El aceite de oliva no existe sólo para cocinar: también sirve para el cabello. Posee excelentes propiedades acondicionadoras que pueden devolverle el brillo al cabello. Utilice un aceite de oliva de buena calidad (busque el aceite de oliva extra virgen hecho a partir de olivos orgánicos, ya que su procesamiento no destruye sus vitaminas y enzimas). Entibie 20 ml de aceite de oliva. No debe quedar caliente, sólo tibio: la idea no es comer cabello frito en el desayuno. Tome un cepillo de cerdas amplias y cepille su cabello con el aceite de oliva asegurándose de distribuirlo bien a lo largo y ancho. Deje actuar por media hora y luego lave con un champú suave. Si el deterioro del cabello es severo, puede dejar el aceite de oliva durante toda una noche y lavarlo en la mañana.

Mascarilla de huevo para humectar y nutrir el cabello reseco

Combine 1 huevo, 1 cucharada de vinagre y 2 cucharadas de aceite de oliva en un tazón. Mezcle los ingredientes y aplique sobre el cabello cepillando uniformemente. Masajee el cuero cabelludo para mejorar la circulación. Deje actuar por 15 minutos y retire con agua.

Tratamientos para el cabello grasoso

Otro dilema con respecto al cabello es el exceso de grasa. Esto ocurre la mayoría de las veces por exposición al polvo o por exceso de actividad de las glándulas sebáceas. Este tipo de cabello requiere lavados más frecuentes para prevenir la apariencia grasienta y sin brillo. Existen varios remedios caseros para lidiar eficazmente con el problema.

Mascarilla capilar de perejil

El perejil, además de ser un excelente ingrediente de cocina, también tiene propiedades benéficas para el cabello. Mezcle 100 gramos de perejil seco picado, 1 cucharadita de vodka y 2 cucharadas de aceite de ricino. Aplique sobre el cabello y también sobre las raíces (el perejil puede ayudar a estimular el crecimiento del cabello). Deje actuar por media hora y luego lave con vinagre. Posteriormente lave el cabello con champú para eliminar el olor del vinagre.

Mascarilla capilar de yogur y huevo

El yogur provee tantos beneficios que se le usa incluso para el cabello. La yema de huevo también tiene propiedades acondicionadoras que embellecen el cabello. Mezcle 50 gramos de yogur con 1 huevo y aplique sobre el cabello recién lavado. Deje actuar por 30 minutos y retire con agua tibia.

Tratamientos para las puntas abiertas

Tener las puntas abiertas es uno de los peores problemas del cabello. Ocurre cuando la cutícula protectora del cabello es destruida, lo que hace que la hebra se divida en dos. La exposición frecuente a los químicos (como cuando teñimos el cabello) y varias herramientas de cabello deterioran estas cutículas. La única manera de deshacerse de las puntas abiertas es cortándolas.

Mascarilla capilar para prevenir las puntas abiertas

La miel tiene propiedades que ayudan a mantener el cabello humectado, lo cual previene la aparición de puntas abiertas. Cuide sus puntas mezclando 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de vinagre y 1 cucharada de aceite de almendra. Aplique sobre el cabello, concentrándose en las puntas. Deje actuar por media hora y lave luego con agua moderadamente caliente (el agua caliente elimina el aceite y la miel más fácilmente).

Todos los ingredientes necesarios para estas recetas naturales pueden ya encontrarse en su cocina. Aplique estos tratamientos al menos una vez por semana, dependiendo de la severidad del problema. De este modo logrará decir adiós a todos los problemas de su cabello.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *