8 Trucos Para Vestirse Profesional Con Bajo Presupuesto

Si anda corta de billetes, adquirir ropa para trabajar de mujer con un bajo presupuesto será más importante que nunca. No todo el mundo tiene la cuenta bancaria para adquirir trajes de diseñador todo el tiempo, pero si desea mantener una apariencia profesional, aún puede lograrlo sin declararse en bancarrota. Los conocedores saben cómo encontrar una buena oferta y si aprende a hacer lo mismo, además de qué evitar, puede lograr estar a la moda, lucir con estilo y tener dinero de sobra para otras cositas. Veamos cómo vestirse bien en el ámbito laboral si se tiene un bajo presupuesto. 8 consejos para que una mujer luzca seria y profesional sin gastar mucho dinero.

Consejos para adquirir ropa profesional de mujer:

Bueno, Bonito y Barato! Si aún no es una compradora inteligente, necesita un curso acelerado sobre cómo hacerlo de la manera correcta. Puede que tenga que abandonar sus lugares favoritos y optar por las tiendas en las que nunca pensó en darle una visita, pero si su objetivo es ahorrar dinero, hay formas de hacerlo y aún así parecer una mujer competente y bien vestida. Considere estos consejos para tener ropa para trabajar de mujer con un bajo presupuesto:

 

  • Busque en centros comerciales y tiendas de ofertas: las tiendas de ofertas y los centros comerciales tienen buenas ventas la mayor parte del tiempo. No piense que los almacenes de descuentos solo tienen prendas feas y mal hechas que nadie quiere. Hay centros comerciales de diseñadores donde se encuentran algunos de los nombres de diseñadores más conocidos del mundo. Aunque parte de la ropa se envió a la tienda porque no se podía vender, a menudo encontrará estilos allí porque los grandes almacenes pidieron demasiados, es hora de cambiar de mercancía y las tiendas no tienen espacio. o debido a un pequeño defecto que apenas notará.
  • Compre almacenes de consignación: todas las tiendas de consignación no son iguales, pero si compra en esas tiendas ubicadas en áreas más prósperas, puede obtener gangas. Estas tiendas a menudo llevan nombres de diseñadores a una fracción de sus costos originales, solo porque el vendedor desea deshacerse de estas.
  • Utilize en la sección de liquidación: la sección de liquidación se puede compensar con grandes hallazgos si tiene suficiente paciencia para mirar. Sí, puede ser un revoltijo de ropa, pero si tiene tiempo, puede encontrar prendas hasta con un 80 por ciento de descuento. Los mejores momentos para buscar ropa en liquidación son al final de la temporada. ¿Busca moda profesional de verano? Entonces espere cuando el verano casi haya terminado. Ahí es cuando las tiendas se están aprovisionando con mercancía de otoño y necesitan deshacerse de la ropa de verano.
  • Use cupones: las tiendas de comestibles no son los únicos comerciantes que atraen a los compradores con cupones. Los grandes almacenes también lo hacen. Revise los volantes de su periódico dominical y el periódico diario por cupones de ofertas.
  • Sea amigable con el personal de ventas: nunca hace daño hacerse amiga de los vendedores en sus tiendas favoritas. Pueden alertarla sobre próximas ventas u ofertas.
  • Haga trueque con amigas: esta es una forma de agregar ropa a su armario sin gastar un centavo. A veces, simplemente se cansa de un atuendo o prenda. Si todavía está en buenas condiciones, piense en realizar un intercambio con sus amigas que usen el mismo tamaño. Ellas también pueden tener ropa de la que se han cansado o que no han usado en mucho tiempo.
  • Recicle: Otra forma de agregar ropa a su armario sin gastar mucho es reciclar lo que ya tiene. Si tiene prendas viejas que ya no usa, piense en cómo puede transformarlas en algo que quiera usar. Tal vez una chaqueta vieja se puede convertir en un chaleco. Una falda puede acortarse desde la pantorrilla hasta la rodilla. Las mangas largas en una blusa obsoleta se pueden quitar o remodelar.
  • Evite las modas pasajeras: una forma de evitar tener que adquirir ropa nueva cada temporada es olvidarse de las modas pasajeras. Su atuendo profesional debe consistir en algunas piezas clave de vestuario que pueda mezclar y combinar con éxito. Negro, gris oscuro, azul marino, marrón claro, crema y gris claro son colores neutros que deberían formar la mayor parte de sus prendas de negocios. Puede agregar toques de color con camisas, zapatos y accesorios, pero si se atiene a la vestimenta profesional clásica y mantiene una base neutral, no tendrá que hacer grandes compras todo el tiempo.

 

No hay ninguna razón por la que no pueda vestirte como una profesional exitosa solo porque tiene un presupuesto ajustado. Al ahorrar sus preciosos dólares en prendas, tendrá mucho más para echar en su alcancía.

Por Jessica Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *